JPEG - 39 KB

Vílmar Asprilla, miembro de la FARC en Antioquia.

Con sumo dolor e indignación recibimos la noticia del asesinato de dos de nuestros camaradas en el municipio de Peque, en el occidente antioqueño. Vílmar Asprilla y Ansel de Jesús Montoya Ibarra se encontraban en este municipio realizando un encuentro con la comunidad y preparando una reunión para impulsar la campaña del candidato a la Cámara de Representantes por Antioquia Wílman de Jesús Cartagena Durango.

La comunidad denuncia que a las 11 de la noche se escucharon varios disparos en un parqueadero, por lo que la Policía acudió al lugar donde encontró sin vida a los dos excombatientes. El candidato a la Cámara, por motivos personales no pudo asistir a la reunión, hecho que lo salvó de ser también asesinado. Desconocemos los responsables de esta grave vulneración a la paz.

Vílmar y Ansel eran militantes activos de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Eran hombres comprometidos que estuvieron en constante lucha por la construcción de una Colombia más justa y en paz. Nos solidarizamos con sus familiares y amigos.

En el estadio actual de la confrontación  del imperialismo norteamericano contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC), mediante las amenazas proferidas por Donald Trump, la respuesta del pueblo, gobierno, partido y ejército coreanos son de vital importancia para la paz en la península, en la región y en el planeta.

El pueblo coreano que construye la sociedad socialista lo hace sobre la experiencia que ha ido acumulando a lo largo de su historia, principalmente desde mediados del siglo XIX. La península coreana es una zona estratégica situada en el marco geográfico de la conexión de los continentes americano y asiático, que ha merecido el apetito de anexión por parte de las potencias colonialistas primero e imperialistas después. Después de la Revolución Meiji en Japón en 1856, la burguesía de este país interpretó el papel que le correspondía en la región para el propio proceso de acumulación capitalista. Finalizada la Primera Guerra Mundial, el imperialismo japonés ocupó la península coreana en su fase de expansión por la zona.

El Tribunal Superior Electoral de Honduras ha declarado presidente de la nación centroamericana a Juan Orlando Hernández, del partido derechista Partido Nacional. La oposición de izquierdas ha denunciado el fraude electoral que le ha dado el triunfo al candidato de Washington. Los candidatos de las fuerzas de izquierdas, especialmente el candidato socialiberal Salvador Nasralla (Alianza de Oposición Contra la Dictadura)  y el expresidente Manuel Zelaya, depuesto por el golpe de estado de 2009, han denunciado el fraude electoral, en base a intrusiones humanas deliberadas en el sistema informático, eliminación intencional de rastros digitales, imposibilidad de conocer el número de oportunidades en que el sistema fue vulnerado y valijas de votos abiertas o sin actas.

Después de proclamarse la victoria del derechista Hernández, miles de hondureños y hondureñas salieron a las calles a manifestar su rechazo al fraude electoral, la respuesta del gobierno fue el decreto del estado de excepción y la brutal represión militar que dejó casi 20 muertos y más de 1.600 heridos. Durante las protestas, se ha afectado el suministro de combustible en todo el país y se han bloqueado decenas de carreteras e infraestructuras, mientras los enfrentamientos entre el pueblo hondureño y los militares se intensificaban.

El PCPE ha sido invitado a participar en el IV CONGRESO NACIONAL DEL PARTIDO DE LOS COMUNISTAS DE MÉXICO que se va a celebrar entre el 1 y el 3 de diciembre en la Ciudad de México.

El PCPE, a requerimiento del PARTIDO COMUNISTA DE IRLANDA, ha remitido un saludo en la celebración del 25º Congreso Nacional que se ha celebrado en Belfast el 18 de noviembre.

El PCPE ha remitido al PARTIDO COMUNISTA PARAGUAYO una nota de solidaridad ante el ataque de grupos fascistas a su sede, hecho ocurrido el pasado17 de noviembre.

El PCPE es uno de los partidos firmantes de la declaración del PARTIDO COMUNISTA DE ALEMANIA (DKP) contra la propuesta de la creación de un ejército europeo que liderará Alemania. Esta declaración se ha hecho pública el 27 de noviembre y el PCPE se adhiere al comunicado a propuesta de los camaradas del DKP.

El PCPE, atendiendo invitación recibida, remite un saludo al 13º Congreso Nacional del PARTIDO COMUNISTA DE AUSTRALIA que se celebrará en Sidney entre los días 1 y 3 de diciembre.

En AFGANISTÁN, el imperialismo norteamericano planea recuperar las violentas milicias que han operado sanguinariamente a lo largo de esta dilatada ocupación. Contaría inicialmente con 1.000 efectivos para llegar paulatinamente hasta los 20.000. Esta propuesta contará con la aprobación por parte del títere presidente afgano AshrafGhani, que generará, para distracción, las disputas tribales.

La base de MORÓN es el centro de operaciones de las tropas del imperialismo norteamericano que intervienen asiduamente en los países africanos de Chad, Congo, Etiopía, Somalia, Uganda, Sudán, Níger y Kenia. Oficialmente realizan las tareas TAA (entrenar, aconsejar, asistir), que en realidad son combates. En Níger fallecieron el mes pasado “cuatro consejeros” en una emboscada, y en Somalia también falleció otro. Son las guerras ciegas que los medios de comunicación del sistema silencian.

En LIBIA la brutalidad se ha convertido en la escena cotidiana y normal. Lo que algunos denominan como ejemplo de “estado fallido” es regido realmente por los grupos terroristas que ocuparon el país tras los bombardeos de EEUU apoyado por algunos países imperialistas de la UE. La violación masculina se ha convertido en arma de guerra y de sometimiento de los presos; los que han logrado sobrevivir cuentan escenas desgarradoras. Además, la esclavitud se ha recuperado en los mercados abiertos. Como hace cientos de años, los hombres son expuestos para ser comprados por el mejor postor.

A pesar del silencio de los medios, el pueblo de Palestina continúa luchando contra el invasor sionista y contra el bloqueo impuesto por la propia entidad sionista con el apoyo del imperialismo, sobre todo norteamericano.

Recordamos la lucha día a día del pueblo palestino en el Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, épica gesta del pueblo ruso conducido por los bolcheviques, porque también este año se ha cumplido otro centenario (en este caso fatal), como fue la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917, que ponía los cimientos del imperialismo para crear el estado sionista, y concluía los acuerdos Sykes-Picot firmados el 16 de mayo referente a la repartición de la zona por los ejércitos coloniales ocupantes de Oriente Próximo. El imperialismo terminaba diseñando el mapa de la zona donde se iba construyendo el portaviones imperialista que se terminó de fabricar en 1948. Entre dos guerras mundiales, el imperialismo trazaba los designios del pueblo palestino y del mundo árabe en su conjunto.

El máximo exponente de la conducta estadounidense de ese período fue el vigésimo sexto presidente del país (1901-1909), Theodore Roosevelt, sucesor del asesinado William McKinley bajo quien ejerció la vicepresidencia, responsable del control de Puerto Rico, Guam y Filipinas, y ejecutor del genocidio filipino que causó cientos de miles de muertos.

La política exterior de Roosevelt, que combinaba la persuasión diplomática con la violencia, y los pactos y convenios con las intervenciones militares, fue caracterizada por el propio presidente con una referencia a un supuesto proverbio africano: «Habla suavemente y lleva un gran garrote, así llegarás lejos».

La crisis política del imperio zarista, iniciada en febrero de 1917 (calendario juliano), se continuaba agravando debido a la descomposición general del país y los fracasos militares en la Guerra Mundial. Por fin, las jornadas revolucionarias de julio, pese a ser sofocadas por el gobierno provisional de Georgi Lvov, precipitaron su caída y dieron paso el 21 de julio al gobierno de Alexander Kerenski.

De inmediato, Kerenski ordenó la represión de los bolcheviques y el arresto de Lenin; el máximo líder bolchevique, que había regresado del exilio en abril, debió volver a la clandestinidad y a un nuevo exilio, y se replanteó la táctica frente al gobierno provisional, desenmascarando el falso discurso revolucionario de los eseristas y los mencheviques.

Pese a su palabrería, el gobierno se negaba a aplicar medidas revolucionarias para expropiar a los capitalistas y terratenientes, además de mantener a los pueblos del imperio sumergidos en la carnicería de la guerra. Los bolcheviques desarrollaron una eficaz campaña concientizadora de la clase obrera y el campesinado, que los llevaría en breve a lograr la mayoría en los Soviets, paso previo para la salida revolucionaria a la crisis.

El pasado 24  de septiembre partió para la República Popular Democrática de Corea una Delegación del Comité Central del Partido.

La Delegación estuvo compuesta por el camarada Víctor Lucas, Secretario de Relaciones Internacionales del CC, y por la camarada Teresa Pantoja, Secretaria de Antiimperialismo del CC.

Con motivo de esa importante visita realizamos una entrevista a ambos camaradas para que nos transmitan sus impresiones y conclusiones.

Entrevista a Teresa Pantoja

1.- ¿Tuvieron ocasión de tratar el tema de la política militar de Corea frente a la agresión imperialista?

La agresión constante del imperialismo contra el pueblo de Corea es información que toda la población recibe en toda su amplitud, las locuras delirantes de Trump son publicadas en los medios de comunicación, también lo son las respuestas que el gobierno emite a través de su líder Kim Jon Un.

No es un secreto para nadie en Corea, que el desarrollo de armamento nuclear es igual al desarrollado por el imperialismo, tal y como nos comunicaban, ambos tienen igualdad de desarrollo.

Al mismo tiempo que insisten en recordar que el gobierno de Corea en su historia de soberanía nunca ha agredido a ningún pueblo, situando la importancia de que el imperialismo no interviene en la región según sus planes, porque Corea garantiza que la respuesta nuclear es equivalente y por lo tanto convierte a la RDPC en una garantía de paz en la región.

Subcategorías

Área Internacional del CC.