Compartir

Los gestores del capitalismo profundizan el proceso de expulsión de la educación y de abaratamiento de la mano de obra joven, se acrecientan los ataques contra los estudiantes de extracción obrera y popular, el último de ellos las becas sin cotización y el sistema de prestamos, ante lo que muchos estudiantes comienzan a organizarse, debatir y avanzar en una línea que permita la lucha constante y prolongada. Tal es la situación del momento actual y la que nos marca nuestras tareas. 

 

El pasado encuentro estatal convocado por el Front Estudiantil Unitari - FEU Catalunya  y celebrado en la Universidad Autónoma de Barcelona los días 16 y 17 de marzo, es a la vez el símbolo del crecimiento de distintas estructuras estudiantiles en todo el estado con una misma visión general de los problemas actuales de la lucha estudiantil y el punto de inicio para la construcción de un nuevo movimiento estudiantil estatal. 

Las respuestas parciales, desorganizadas y defensivas ante cada nueva vuelta de tuerca del gobierno y los organismos europeos solo reproducen los mismos repetitivos ciclos de movilización. Huelga a huelga vemos cómo nuestras vidas continúan organizándose según los intereses privados de los empresarios y banqueros. A pesar de ello, en el seno del movimiento estudiantil son cada día más quienes comprenden  que es urgente construir un nuevo tipo de organización que, fuera de las consignas abstractas y alejada de los problemas de la desorganización, avance hacia la constitución de una herramienta fuerte en su estructura y en sus ideas. 

Esta nueva línea estudiantil busca la acción política abierta de los estudiantes contra el capitalismo, y para ello es necesaria la organización estatal del estudiantado, que contra unos ataques que se dan desde arriba y de forma estatal responde con un mismo puño en cada una de las partes del estado. Ese es el objetivo que conocen las asociaciones que participaron en el encuentro: Associació Popular d'Estudiants, el Bloque de Institutos de Madrid, la  Asociación Universitaria Miguel Hernández y el Front Estudiantil Unitari - FEU Catalunya, asociaciones que son solo la punta de lanza de los nuevos y revolucionarios métodos de lucha que comienzan a germinar en cada centro de medias, de formación profesional y en cada facultad con la consigna de la unidad estatal y la lucha ofensiva por la educación gratuita al servicio de los trabajadores como bandera.  

El crecimiento de estas cuatro estructuras se puede apreciar en la extensión cada vez mayor en universidad y en medias del FEU, los despliegues cada vez más numerosos del BIM en Madrid  y la APE en Valencia con las banderas rojas en los hombros de cada estudiante, o el profundo trabajo de unidad de la AUMH junto a las trabajadoras de la limpieza de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.  No obstante, esto no es sino el principio de un largo proceso de construcción, donde el debate que se inició con el encuentro para establecer una misma tabla reivindicativa y  una hoja de ruta, debe continuar en cada asociación, transformarse en acción y extenderse a todos los estudiantes de familias trabajadoras. 

Hacia la unidad debemos dirigir todos nuestros esfuerzos y todo nuestro crecimiento. De cómo sepamos extender esta necesidad entre todos los estudiantes que aun no están organizados, de cuál sea el centro de gravedad político: la organización estatal de los estudiantes de extracción obrera y popular o la repetición continuada de viejos errores organizativos y las consignas abstractas, depende que el movimiento estudiantil pueda transformarse en movimiento revolucionario o que acabe sumido una vez más en la impotencia y la frustración. Si cumplimos con las obligaciones que nos impone el crecimiento del proyecto del FEU estatal y la realidad capitalista, los que hoy somos cientos mañana seremos miles, los que hoy somos distintas voces, mañana seremos una sola. 

J.A.A