Compartir

10 de junio: CONCENTRACIÓN TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE GAMESA EN MADRID

Jordi L., electromecánico de mantenimiento eólico, del colectivo de 14 despedidos en Campillo (Málaga) nos concedió la siguiente entrevista.

 

- ¿Qué actividad realizáis en vuestro trabajo?

Llevamos el mantenimiento de los aerogeneradores en Campillo.

- ¿Puedes ponernos en antecedentes del conflicto? ¿Qué ha sucedido en este tiempo?

Hace 2 años existía cierta paz social. En el momento en que elegimos a nuestros 3 delegados de personal, la empresa quiso vetar, en las primeras semanas, al primero de los delegados, después de las movilizaciones vetaron a otros 2 delegados y a otros 2 compañeros más, y con la jornada de huelga despidieron a 4 compañeros más en 2 años.

- ¿Qué os ha hecho tomar la decisión de venir a Madrid?

Llevamos 2 meses movilizados en la puerta de Gamesa en Torremolinos y 1 mes durmiendo al raso y cuando nos enteramos que venía a Madrid Ignacio Martín, máximo exponente de Gamesa en España, que lleva 2 meses sin querer hablar con nosotros, decidimos hacerle saber que vamos a seguir presionando, que tenemos capacidad de aumentar nuestra lucha, si no se da cuenta él, venimos a hacérselo saber.

-¿Existen posibilidades de readmisión, teniendo en cuenta la última contrarreforma laboral?    

Sí las hay. La empresa argumenta, torpemente, que sobran 14 puestos porque la plantilla está sobredimensionada y, sin embargo, acto seguido contratan a 19 personas; además traen gente de la nueva subcontrata de otras partes de España, incluso desde México y desde Honduras. Desde la semana siguiente a ser despedidos están desplazando 20  personas desde Algeciras, de la empresa subcontratada. O sea que la empresa subcontratada está subcontratando gente de Algeciras.

-¿Cómo estáis organizados en el centro de trabajo? ¿Hay asambleas?

En el centro de trabajo quedan 8 trabajadores, entre ellos los 2 delegados, pero la empresa no los contempla como delegados, así que quedan los 8 trabajadores que son minoría y que no tienen capacidad de hacer fuerza. La fuerza se hace desde fuera por los 14 despedidos, la única fuerza es la mediática. Y hacemos asambleas para tomar decisiones.

-¿Estáis en contacto con otros trabajadores de otros conflictos?

Estamos en varios conflictos, lo estamos intentando en Eólica pero está resultando difícil porque no conseguimos ningún teléfono para entablar conversaciones. Estamos en conflictos de otra índole como Panrico, Cocacola, limpiadoras de la Universidad, en todos los conflictos que llegan a nuestros oídos, vamos, contamos nuestra parte, escuchamos la suya y tratamos de dar ayuda en la medida de nuestras posibilidades.

-¿Conocéis los Comités para la Unidad Obrera (CUO), para recuperar el sindicalismo de clase, para unificar conflictos?

Tenemos conocimiento de los CUO. De hecho, están ahora mismo salvando nuestro campamento, mientras nosotros estamos en Madrid. Tenemos un vínculo con los CUO bastante bueno.

-¿Cómo va a ser la lucha a partir de ahora?

No lo sabemos, vamos día a día. Planteamos una acción y tratamos de sacarle el máximo partido, volvemos a hacer una asamblea y tomamos la siguiente decisión. Cada día hay asamblea y tomamos la siguiente decisión.

EN DEFINITVA, esta lucha es mucho más que nosotros 14. Es verdad que nos hemos echado a la calle por defender nuestro puesto de trabajo, pero está claro que es una represalia sindical. Si Gamesa (que es una multinacional) se sale con la suya, cuántas multinacionales no van a contagiarse y van a echar a los delegados, si no tiene consecuencia alguna para la empresa, si libremente pueden echar a los delegados. Qué representación sindical va a quedar en España, qué le vamos a dar a nuestros hijos, esta lucha es mucho más que nosotros 14.