Compartir

 

No se como empezar para explicar a la gente que se quiere informar del tema sniace. Siento un nudo por como esta el tema. Siento rabia por tener que hablar sobre algo que no parece que tenga luz a un día de la audiencia nacional. Después de tantos meses intentando defender los puestos de trabajo en dicha empresa los acontecimientos parecen abocados a encontrarse en dicho juicio. Una resolución a favor de la empresa dictará que estamos todos en la calle a espensas de los juicios individuales. Un dictamen a favor nuestro seria brutal para las cuentas de los administradores y nos plantariamos en una liquidación de dicha fábrica. 

 

Hoy se reunieron el COMITE con la empresa para llegar a un acuerdo laboral y frenar dicho juicio. La empresa solo se ha dedicado a decir que las propuestas eran muy caras y no pasarían el filtro de los administradores. Parece que les daba igual la reducción que planteaba dicho comité para la factura en relación a la plantilla. Al final nuestra representación ha propuesto que los obreros que se queden sin paro en el tiempo en que empezará la fábrica a absorberles se llegará a pagar un salario social de unos 800 euros. Esto sería para rebajar la cuenta lo máximo posible ya que nosotros lo único que pedimos es volver a trabajar y no tenemos la culpa de que no se arranque antes los procesos productivos. Son ellos los culpables de la tardanza en arrancar las fabricas. Son ellos los culpables de estar en un concurso de acreedores. Son ellos los culpables de una situación caótica en nuestras vidas. Nosotros tenemos familias que alimentar. Nosotros tenemos necesidades básicas que pagar. Nosotros tenemos impuestos que pagar.

Quien controla a estos empresarios que ahogan nuestras vidas para poder tener sus cuentas más abultadas? Quien vigila a esta gente sin escrúpulos que les da igual la situación de los obreros que lo único que quieren es tener una vida tranquila y poder llegar a fin de mes con el sudor de su frente? Yo puedo responder. Nadie. Tenemos un estado que solo vigila al que deja de pagar una factura sin iva para poder cambiarle a sus hijos de calzado. Tenemos unos políticos que criminalizan a un grupo que se hace fuerte con la desesperación de la gente y a unos sindicalistas que defienden los derechos de todos los obreros. Cada día estoy más convencido de que se necesita una revolución obrera para quitar a un puñado de avariciosos y defender a la gran mayoría. Si queremos un futuro debemos luchar por el. Desde aqui quiero dar mi agradecimiento a tod@s los que nos han apoyado. Mañana tenemos la última manifestación de este conflicto. Sólo espero que salga bien dentro de lo que cabe. Gracias