Compartir

 En Madrid, en el verano de 2013 surge la posibilidad de constituir un grupo de teatro formado por militantes del PCPE y de los CJC, y para ello se elige la obra de Bertolt Brecht titulada “Los fusiles de la Señora Carrar”, ambientada en la fase final de la guerra nacional-revolucionaria y localizada en el sur de España.

 

Los ensayos se realizan en el reducido espacio del local de la calle San Cosme y San Damián, en Lavapiés, una vez que se han incorporado al elenco: Blanca, Eduardo y Nacho, militantes del PCPE y Estefanía, Inés y Jorge, militantes de los CJC. Con ayuda de África y de Juanma.

Se propuso y se admitió la presentación de la obra dentro de la planificación de los actos del 1º de Mayo, en el Centro Obrero y Popular Antonio Gades (COPAG), en la calle Miguel San Narciso, en Vallecas, como colofón a la participación en las manifestaciones y en la comida popular celebrada en el mismo local. 

Con cierto retraso, ya eran más de las 18 horas, hora a la que se había convocado para la representación, se abrió la puerta de entrada, mientras Blanca y Jorge mantenían el pabellón muy alto, en silencio, en sus posiciones, y el local se iba llenando, ocupándose todos los asientos.

¡Silencio! … La obra va a comenzar. Blanca, que ya no es Blanca, es Teresa Carrar, canta en la cocina de su casa y Jorge, que ya no es Jorge, es José el menor de los hijos de la Señora Carrar, está sentado cerca de la ventana….

Los minutos pasan y la representación mantiene su ritmo, los personajes entran y salen del escenario, la tensión crece, los personajes se enfrentan entre sí y llega el final.

Y los actores y las actrices, en pie, con los puños levantados cantan la Internacional. ¡Los pelos de punta! Incluso algunos ojos se humedecen. La mayoría del público se levanta de los asientos, el puño en alto, uniéndose al canto de la Internacional.

Se acaba de cantar en un grito unánime. Y empiezan los aplausos.

De esta manera se ha presentado el grupo de teatro del PCPE y de los CJC, “1º de Mayo”, poniendo en marcha una actividad cultural del Partido que ha de continuar para permitir al PCPE y a los CJC acceder a otros espacios en los que hablar de la lucha de clases, de la clase obrera… a través de la puerta de entrada del teatro.

PCPE y CJC de Madrid.