Compartir

La hostelería es donde más se tiene que trabajar para el cliente, todo tiene que ser perfecto, pero no es de cara al público donde se llevan a cabo los actos más serviciales sino de puertas para adentro: excesiva temporalidad y movilidad, bajos salarios u horarios desmedidos son algunas de las realidades con las que se encuentra gran parte de trabajadores o trabajadoras de dicho sector.

En ningún caso se pueden obviar abusos como los que se detallarán más adelante, pero esto toma un cariz más relevante cuando se tiene en cuenta que bajo este sector se cuenta con más de un millón de trabajadores/as, por lo que hablamos de unas prácticas abusivas que afectan a una parte importante de la clase obrera. Aunque no debemos olvidar que no se trata de un borrón en las prácticas laborales, sino un líneamás de los abusos que se están legitimando contra todo trabajador y trabajadora.

Una de las prácticas más extendidas es la utilización de becarios como mano de obra barata, una modalidad empresarial cada vez más extendida que tiene su raíz en las contrarreformas laborales que se han hecho a nivel general y que ha aprovechado la hostelería, un ejemplo de ello fue El Parador Málaga Golf”que utilizaba 42 becarios como empleados durante 3 años cobrando cada uno 180 euros al mes.

Sin embargo, no hace falta ser becario para salirle barato al empresario, normalizado está que un trabajador llegue a cumplir el doble de horas que tiene firmadas por contrato, doble descaro si tenemos en cuenta que dichas horas reales llevadas a cabo no van de la mano con su respectivo sueldo sino con el del contrato que, gracias a las reformas laborales, cada vez están más a la baja.

Dicho sector,además, es utilizado para disfrazar la cruda realidad que se nos presenta a las trabajadoras y trabajadores del estado, en épocas de vacaciones están a la cabeza de las contrataciones pero ¿tiene esto trampa?, evidentemente sí. Según las propias ETT, como por ejemplo Adecco, los datos demuestran una vez más la precariedad a la que se ve sometida la clase obrera, ya que entre junio y septiembre anunciaban 275.000 contrataciones para la campaña de verano, poniendo a la hostelería como el sector con mayor peso de contratación. Dato que se puede aproximar más si tenemos en cuenta los resultados de la EPA del tercer trimestre de 2013, que expresa un aumento de 123.900 empleados en el sector Servicios.

Puede parecer que esto acaba aquí, que se trata de empresarios que se han salido de la norma, pero sería una equivocación pensar eso, las normas están para favorecer dichas prácticas abusivas aunque se intenten disfrazar con palabras bonitas. Ejemplo de ello tuvo lugar en el último convenio estatal de Hostelería, donde una de las actualizaciones era la mejora de las condiciones de movilidad funcional, algo que en la práctica significaría que un trabajador puede estar un día sirviendo mesas cuando al siguiente estará preparando habitaciones, todo al servicio de la patronal, que antes de contratar a personal nuevo prefieren cargar de mayor y diverso trabajo a los que ya están contratados.

Temporalidad, becarios haciendo labores de trabajadores, horas de más que no se pagan, convenios que te puede exigir hacer tareas dispares en tu trabajo, la gallina de los huevos de oro del tejido empresarial del sector no sólo saca beneficio de los clientes que les llegan, su mayor filón se encuentra en las prácticas abusivas que emplean contra trabajadores y trabajadoras del sector.

ICL


Enlaces:

BOE (convenio): http://www.boe.es/boe/dias/2010/09/30/pdfs/BOE-A-2010-14996.pdf

EPA 3º trimestre 2013: http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epa0313.pdf

Ejemplo parador: http://www.revistaelobservador.org/index.php/sociedad/sociedad/3509-trabajo-sanciona-al-parador-malaga-golf-porque-42-becarios-trabajan-como-empleados-desde-hace-tres-anos-cobrando-180-euros-al-mes.html 

Datos Adecco campaña de verano 2013: http://www.elconfidencial.com/economia/2013/05/23/la-campana-de-verano-traera-275000-nuevos-contratos-de-trabajo--121545