Compartir

 

¡Malos tiempos para la lírica! Existe una compilación de poemas de Bertolt Brecht que nos lleva desde sus primeros versos, que nos muestran las injusticias a través de la rebeldía de las estrofas, poemas donde el mundo no es aún comprensible, en los que pareciera que las cosas son porque sí, tal como podemos ver en sus textos de los años veinte. Sin embargo, en los versos compuestos a partir de los años treinta, se nos muestra lo descarnado de la realidad, un mundo dominado por la explotación y la guerra, un mundo que puede ser descifrado y donde se vislumbran las grandes perspectivas revolucionarias en el siglo XX.

Poemas como “Loa de la Dialéctica”, “Loa a la Duda “, “Loa al Estudio”, “ Preguntas de un obrero ante un libro”, “A los hombres futuros” o “Canción a la buena gente” nos abren enormes horizontes. Aunque la principal aportación de Brecht reside en el campo de la teorización del teatro a través de la propuesta de <<distanciamiento>> frente a la concepción tradicional de identificación ciega del actor con el personaje. Sus poemas de mayor maduración nos prenden la mecha de la concienciación más reveladora, versos que indagan por las vastas planicies de la dialéctica.

Brecht. Poemas y Canciones. Alianza Editorial. 2012