Compartir

La plantilla de 104 bedeles de la URJC en Madrid, que trabajan para la empresa subcontratada Munda, han estado el 20 y 21 de enero en huelga para luchar contra el ERE del 30% que la empresa quería imponer, dejando en la calle a 31 trabajadores/as. Los salarios de los y las trabajadoras son de entre 300 y 700€.

 

Tras dos jornadas de intensa lucha, y sorteando la desmovilización a la que algún delegado de CCOO pretendía someter a los trabajadores, la huelga se ha resuelto con ERTEs de 80 días máximo, 4 despidos voluntarios con indemnización de 20 días por año con un máximo de 180 días, y sin descontar el salario de los dos días de huelga.

El conflicto entra dentro del proceso privatizador de la educación pública en la situación actual de crisis del capitalismo: la URJC sigue subiendo las tasas de matriculación y pidiendo la bajada de las condiciones laborales a las subcontratas, así Munda trata de mantener su tasa de ganancia con despidos y ERTEs y aumentando la explotación de los trabajadores que se quedan.

Pero el proceso continúa; la burguesía no puede permitirse darle concesiones a la clase obrera. En octubre finaliza el contrato URJC-Munda, lo que puede ser aprovechado por ambos para justificar nuevos despidos y nuevas bajadas de las condiciones laborales. Ante esto, sólo queda la organización de la clase obrera para defender sus necesidades más inmediatas y pasar a la ofensiva. ¡Viva la lucha de la clase obrera!

Víctor M.