Compartir

Recuperamos en la memoria de la lucha revolucionaria el papel fundamental de la mujer. En este caso a través de la biografía de una militante comunista que llevó una tarea extraordinaria como es el caso de Tina Modotti (1896-1942). Inmigrante italiana en California, una de las primeras y más célebres fotógrafas de la historia conectó en México con Frida Khalo y Diego Rivera, emprendió la lucha antiimperialista con el comité “Manos fuera de Nicaragua”, durante los años treinta recorre diferentes países desde la URSS hasta su incorporación en defensa de la república española contra el fascismo a través del Socorro Rojo Internacional.

Hay referencias literarias que hacen mención a su abnegada labor política. Neruda escribió un poema “Tina Modotti ha muerto” quien muy en la línea de su poética heredera de “Residencia en la Tierra” la considera “semilla profunda”. Alberti la recordó con un poema titulado “Presencia de Tina Modotti”.La escritora mejicana Elena Poniatowska relató su vida a modo de novela : “Tinísima”. Existe un libro que escribió Christiana Berckhausen-Canale que se titula “Verdad y leyenda de Tina Modotti” que de manera muy documentada nos inserta en la vida apasionante de Tina, que al fin y al cabo se corresponde con un momento histórico de vértigo; una mujer, la lucha obrera, un ideal de emancipación: como el rayo que no cesa.