Son las 17:00h del miércoles, en apenas dos horas tengo una reunión, más bien una asamblea, en el frente de masas en el que participo. Vamos a abordar las próximas movilizaciones por la subida de la factura de la luz.

Como militante comunista, voy representando al PCPE. Seguramente me encontraré a decenas de personas, de aproximadamente 20 organizaciones, junto a muchas personas que a título personal también han sido convocadas. Es la afluencia habitual en este frente.

En esta asamblea de hoy se van a abordar importantes temas. Uno de ellos, los problemas de unidad que estamos teniendo. Otro tema de importancia, cerrar ya una convocatoria de una movilización que nos permita salir a la calle exigiendo al Gobierno que intervenga sobre este grave problema. Habrá también que cerrar un lema para esta movilización y aunque creo que debemos arremeter contra los monopolios del sector eléctrico tengo alguna duda al respecto. Antes de las 19:00h llamaré a mi responsable política de la célula y aclarar esta duda. Aunque este tema lo hablamos en la última reunión, quiero tenerlo claro al 100%.

El texto anterior es inventado, pero si como comunistas trabajamos en frentes de masas nos debe de sonar mucho. Es el día a día del trabajo en estos frentes. Ya sea el de pensionistas, ya sea el de memoria histórica, ya sea el frente obrero y sindical, ya sea en la solidaridad internacionalista, o en el feminista.

Cuanta más experiencia en el trabajo de los frentes tenemos menos consultas hacemos en la célula, eso es cierto, pero es importantísimo compartir nuestra acción en nuestras reuniones celulares, exponer las dificultades existentes y conocer la opinión del resto de camaradas y si hace falta fijar un nuevo rumbo en ese trabajo. Este elemento tan de sentido común muchas veces se obvia, nos lo saltamos, encontrándonos con camaradas que por decir algo, llevan tres años en un frente de masas del que no sabemos nada de nada. Responsables políticos y de organización de las células deben conocer muy bien dónde están los camaradas y en qué punto tienen el trabajo de los frentes. El trabajo en la célula es fundamental.

Los problemas con la unidad de acción en estos espacios de trabajo es otro elemento recurrente. Los comunistas del PCPE debemos esforzarnos por cohesionar, por luchar contra la división y fortalecer una unidad de acción que muchas veces se ha conseguido tras mucho trabajo y esfuerzo.

Valga como ejemplo de lo anterior lo que ocurre en la actualidad en el frente por la defensa del sistema público de pensiones. En pocos meses nos hemos encontrado con el desarrollo de 5 grandes plataformas de pensionistas en el estado, luchando por el mismo objetivo. Buscar la confluencia en el trabajo de estos 5 espacios es fundamental. Pero también lo es denunciar el papel traidor de las cúpulas de CCOO y UGT, así como las prácticas miserables de organizaciones políticas como IU y PCE, con su red de activistas, intentando dividir las fuerzas al convocar movilizaciones para las mismas fechas propuestas por las 5 plataformas.

Vinculación con las células, resolviendo en las mismas las dificultades que nos encontramos. Medir los ritmos que cada frente determina para mejorar nuestra intervención. Luchar contra la división, cohesionando a los participantes en torno a unos objetivos consensuados por todos sus miembros. Trascender más allá de las cuatro paredes en las que nos reunimos para planificar los trabajos, permeándonos y fundiéndonos como frente en la clase trabajadora y los sectores populares de nuestro territorio.

Estas son algunas de las líneas de intervención que debemos manejar en el trabajo en los frentes de masas.

Ningún militante sin su frente de masas. Ningún frente ajeno a la célula.

Javi Delgado

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021