Compartir

Por tercera vez en ocho meses, el gobierno griego decretó la movilización forzosa de un sector de trabajadores que preparaba la convocatoria de huelga. El profesorado griego ha sido el afectado, al anunciar la lucha contra las medidas de austeridad que se le aplicará (aumento de horas lectivas semanales y despido de maestros interinos). Que el gobierno recurra a la militarización como instrumento de la lucha de clases señala con claridad la voluntad del capital de emplear todos los medios para aplastar cualquier resistencia de la clase obrera. Frente a ello, la respuesta de suspender la declaración de huelga por parte de la representación del profesorado indica la necesidad de elevar el nivel de conciencia para enfrentar con todas las consecuencias el ataque del capital y su gobierno. El PAME, frente militante de trabajadores griegos, rechazó la desconvocatoria y llama al profesorado a sacar conclusiones y prepararse para luchar organizadamente hasta la conquista de sus metas.