Compartir

La FSM asistió al seminario sobre el tema “La agresión imperialista en el Mediterráneo oriental en medio de la crisis económica capitalista, el riesgo de una guerra generalizada y la posición de las organizaciones de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM)”, que fue organizado por la Federación de Mujeres de Grecia (OGE), en Atenas, Grecia, el 24 de noviembre de 2013.

También asistieron al seminario representantes de organizaciones de mujeres de Europa y los países árabes, el Consejo Mundial de la Paz, representante de la FMJD y el Comité Griego de Internacional Detente y Paz.

La FSM estuvo representada por Gilda Chacón Bravo, representante de la CTC Cuba en el Secretariado de la FSM, que se dirigió a la reunión con el siguiente saludo:

“Estimadas compañeras y compañeros:

En nombre de la Federación Sindical Mundial, agradezco a la Federación de Mujeres de Grecia (AICH) la posibilidad de participar en este importante evento.

La Federación Sindical Mundial se fundó el 3 de octubre de 1945 en París después de finalizada la II Guerra Mundial, su fundación se consideró un signo precursor de la nueva era que se iniciaba con la derrota del fascismo a manos de la alianza anti-fascista de estados.

Los trabajadores y las fuerzas democráticas vieron en la victoria un nuevo futuro para el mundo, un futuro libre del imperialismo y del colonialismo y en el que la libertad, la paz, la democracia y la prosperidad progresarían por el bien de toda la humanidad.

Por ello, era necesario construir la unidad de los trabajadores y de las naciones oprimidas del mundo, para conseguir los objetivos de la humanidad.

Desde sus inicios, la FSM se ha mantenido como una organización antiimperialista, defensora del internacionalismo proletario y con principios verdaderamente clasistas.

Hoy el mundo ha cambiado dramáticamente, el movimiento sindical internacional está dividido, otras organizaciones sindicales defienden el reformismo y están al lado de los capitalistas mientras que nosotros estamos al lado de los trabajadores.

El capitalismo con sus políticas neoliberales, sus tratados de libre comercio, los monopolios, las multinacionales, han causado un gran desbalance económico en el mundo, no tienen respuestas a esta crisis ni a las guerras que se han desatado.

La crisis financiera mundial tendrá un impacto duradero, sin dudas. Pero particularmente tiene un significativo impacto en las mujeres. Las mujeres, con las mismas condiciones de los hombres y trabajando la misma cantidad de horas, ganan un promedio del 77 % del salario que devengan los hombres en los mismos puestos de trabajo. Las mujeres están cayendo en la pobreza más rápido que los hombres, aumenta la violencia contra las mujeres

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) en su último informe (2013) de perspectivas económicas globales, la recuperación por la crisis sigue siendo decepcionante. Después de años de austeridad, las medidas han fracasado a la hora de generar empleo y crecimiento, por ejemplo Grecia no saldrá de la recesión y el año próximo registrará una contracción del 1,2 por ciento. El desempleo fue identificado como «el reto más apremiante» para la zona euro, por los nuevos récords negativos en España, con un 27,3 por ciento este año y un 28,0 por ciento el próximo; Grecia, con un 28,4 por ciento el próximo año, o Francia, con un 11,1 por ciento.

Las medidas exigidas a Grecia a cambio del “rescate” de su deuda soberana constituyen el ataque deflacionario -o sea la disminución del nivel económico de los trabajadores mediante la rebaja de los salarios, el aumento del desempleo, aumento de la edad de jubilación y disminución de las pensiones, entre otras medidas de ajuste y austeridad, medidas anti obreras que buscan liquidar las conquistas históricas de los trabajadores y trabajadoras griegos, por ello los trabajadores y trabajadoras griegos son hoy la vanguardia de la lucha en Europa.

Históricamente las mujeres han escrito páginas brillantes en nuestras luchas, las trabajadoras griegas están jugando un papel destacado en las luchas y protestas que sistemáticamente se llevan a cabo en este país, pues cada día es más difícil la situación económica y la vida para éstas, su futuro es muy incierto y están entre las más perjudicadas por la crisis capitalista.

La FSM las felicita por su coraje, por su valor y por su entrega total a la justa causa que defienden.

La FSM siempre ha recocido el importante papel que ha jugado la mujer en la sociedad y en nuestras luchas, no es posible ninguna victoria sin ellas, por ello las ha acompañado en su lucha y está junto a ellas en la primera línea de combate.

Los sucesos del 11 de septiembre de 2001, han servido para incrementar las guerras. El pretexto de la lucha anti terrorista por los EEUU ha contribuido a la desestabilización, en unos casos, y mayor ingerencia en países como Irak, Afganistán, Egipto, Siria, República Democrática de Corea, Venezuela, Cuba, Honduras, Bolivia, Palestina, con la ayuda de sus aliados.

EEUU cuenta con 560 bases militares fuera de su país, muchas de ellas legados que se mantienen desde la II guerra Mundial, este dato revela una oscura verdad, uno de los fundamentos de las guerras es ocupar zonas estratégicas donde se puede controlar el tráfico de armas, drogas, recursos económicos como el petróleo, gas natural, entre otros, esto demuestra que el Imperio norteamericano se mantiene en los 6 continentes.

El pretexto de la lucha antiterrorista, guerras humanitarias, misiones de paz, de los Estados Unidos y sus aliados, ha provocado grandes ofensivas militares e invasiones a países, así como la desestabilización de sistemas sociales y políticos, pero está claro que sus intereses son económicos, el petróleo en el Medio Oriente y Venezuela, los recursos naturales como gas, madera, entre otros en América Latina y África y en Siria se puede afirmar que el problema es el gas natural.

Pudiéramos citar ejemplos concretos, desde el triunfo del chavismo en Venezuela ha sido una prioridad de los Estados Unidos desestabilizar ese proceso y restablecer el sistema capitalista con el consecuente control de mercado del petróleo en esa nación, en el caso de Cuba mantiene el bloqueo económico financiero desde hace más de 52 años, con amenazas de invadir el territorio cubano por la vía de las armas y provocando además atentados contra la vida de líderes de la revolución cubana.

Estados Unidos proclama su lucha contra el terrorismo, sin embargo aún mantiene a 4 cubanos presos en cárceles norteamericanas desde hace 15 años por combatir el terrorismo desde los Estados Unidos hacia Cuba y otros países, lo que contradice su supuesta lucha antiterrorista, pero su objetivo fundamental es derrocar a la Revolución cubana y su sistema socialista.

Otro ejemplo es Palestina, EEUU con su desmedido apoyo a Israel, quien ha ocupado la mayor parte de su territorio, les impiden ser una nación independiente y soberana, lo que ha costado miles y miles de vidas a los hermanos palestinos con la consecuente destrucción de casi todo su territorio nacional.

Cuando se desatan las guerras las víctimas civiles son numerosas, hombres, mujeres y niños, pero las mujeres son víctimas dobles, además de la pérdida de vidas son violadas, maltratadas y asesinadas por conceptos de honor o por venganzas y sirven de satisfacción sexual a las tropas invasoras.

Fidel Castro, líder de la revolución cubana, en un mensaje dirigido al mundo, el 15 de octubre de 2010 expresó y cito algunas frases ¨El uso de las armas nucleares en una nueva guerra implicaría el fin de la humanidad. Cualquier gobierno del mundo está obligado a respetar el derecho a la vida de cualquier nación y del conjunto de todos los pueblos del planeta.

El propio Albert Einstein afirmó textualmente: “No se qué armas se utilizarán en la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial usarán palos y piedras”. Sabemos lo que quiso expresar, y tenía toda la razón, sólo que no existirían ya quienes manejen los palos y las piedras.

Habría daños colaterales, como afirman siempre los líderes políticos y militares norteamericanos, para justificar la muerte de personas inocentes.

En una guerra nuclear el daño colateral sería la vida de la humanidad¨. Fin de la cita.

Puede ser Irán, Siria, Egipto, Palestina, u otros países pero el resultado sería el mismo, la agresiva política norteamericana sobre nuestros países con el fin de apropiarse de los recursos naturales, a través de la guerra es nefasta, inhumana e irracional, si todos los millones de dólares que se destinan a la guerra estuvieran en función de resolver los problemas del hambre en el mundo, de construir más viviendas, proveer agua y salud al África y posibilitar mayores empleos a los trabajadoras y trabajadores, la realidad del mundo de hoy sería completamente diferente.

La FSM, clasista, unitaria, antiimperialista, lucha contra cualquier manifestación de guerra, agresión, invasión o intromisión en los asuntos internos de cada país, lucha contra cualquier manifestación agresiva contra los trabajadores ejerciendo sus derechos, lucha contra las medidas anti sindicales y anti proletarias, lucha contra los monopolios, contra las multinacionales que fabrican y comercializan armas de destrucción masiva, lucha contra las políticas hegemónicas del imperialismo, contra las medidas de austeridad que conllevan a la disminución de los salarios, contra el desempleo, contra la discriminación de las mujeres, contra el alza de los precios de los alimentos, lucha por el acceso al agua potable, a los medicamentos, por una educación y salud pública gratuita como derechos humanos universales.

Nos corresponde a nosotros, a todos los que luchamos contra la hegemonía imperialista y la guerra encontrar una vía para la superación del capitalismo, para la construcción del socialismo, y para evitar el caos que probablemente podrá extenderse por el mundo en caso de que una nueva guerra se configure efectivamente, como una tercera y gran guerra mundial.

Muchas gracias.”


Texto extraído de la web de la FSM