Compartir

Orgía de palizas premeditada.

El ataque a la manifestación de Luxemburg-Liebknecht debe tener consecuencias.

“Compartimos en Unidad y Lucha el artículo-crónica que nos remiten y traducen los y las camaradas del DKP (Partido Comunista Alemán) ante la brutal represión policial durante la manifestación del pasado 10 de enero en Berlín, en la que anualmente se conmemora a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, asesinados por la socialdemocracia”.

Redacción UyL

Más de 3.000 manifestantes marcharon a las tumbas de Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht en Friedrichsfelde el pasado domingo en Berlín. La policía de Berlín había intentado previamente impedir la manifestación con fuerza bruta. El pretexto del ataque fue arbitrario: las camisetas azules y banderas de la organización juvenil FDJ debían desaparecer de la manifestación, dijeron que estaban prohibidas.

Fue una "locura histórica" justificar el ataque con la prohibición de las FDJ en 1951 en Alemania, comentó Patrik Köbele, presidente del DKP1. El FDJ 2y el KPD3 fueron prohibidos en Alemania Occidental porque lucharon contra la re-militarización y por la unidad de Alemania. “Estas prohibiciones eran antidemocráticas y contrarias al derecho internacional”, dijo Köbele. Después de la anexión de la RDA, nadie habla de eso porque la FDJ, que había venido de la RDA, no la pudieron prohibir.

La FDJ también participó en los últimos años en la manifestación de LL (Luxemburg-Liebknecht) y aún el 3 de octubre de 2020 fue escoltada la FDJ en camisa azul por agentes de policía a través del distrito gubernamental. "Independientemente de lo que se piensa de la FDJ de hoy, no soy un fanático partidario de su política, que consiste principalmente en eventos de camisa azul, pero si los órganos represivos actúan así, solo cabe la posibilidad de solidaridad", dijo Köbele y agregó: "Esta provocación de la policía fue planeada e intencionada, si no hubieran sido las camisas de las FDJ, se habría utilizado otra excusa".

Como sucede a menudo, la policía de Berlín no se dejó impresionar. La verdad histórica y los argumentos de la dirección de la demostración rebotaron en el jefe de operaciones, al igual que los intentos de mediación de los miembros del Bundestag (parlamento nacional) del partido "Die Linke" Sevim Dagdelen, Ulla Jelpke y Alexander Neu. El encargo se llevó a cabo. Cualquiera que se interpusiera en el camino fue apartado, ya fuera en silla de ruedas, con muletas, menor de edad o con 80 años. Luego de varios ataques contra el bloque juvenil y antifascista, cuyos participantes intentaron proteger a los miembros de las FDJ, la policía logró sacar las banderas y a los jóvenes con sus camisas azules fuera de la manifestación. El resultado: varios manifestantes heridos, algunos de ellos gravemente, incluido un miembro de la Juventud Obrera Socialista Alemana (SDAJ = Sozialistische Deutsche Arbeiter Jugend), y decenas de detenciones. Los policías con equipo antidisturbios, algunos de los cuales no llevaban máscaras, seguían golpeando a la multitud y ya no se podían respetar las reglas de distancia. La salud de los manifestantes se puso en peligro deliberadamente.

Aparentemente, la coalición de Socialdemócratas (SPD), La Izquierda (Die Linke) y Los Verdes que gobierna en el consejo municipal de Berlin y el consejero del Interior Andreas Geisel (SPD) querían aprovechar la oportunidad para criminalizar la odiada manifestación Luxemburg-Liebknecht y finalmente deshacerse de ella. Cada año, a principios de año, 10.000 comunistas, socialistas, antimilitaristas y antifascistas de todos los partidos y organizaciones se reúnen en Berlín para conmemorar a los líderes obreros asesinados el 15 de enero de 1919, y sobre todo para recordar el vergonzoso papel de la socialdemocracia en este acto sangriento.

Era previsible que la manifestación fuera significativamente menor este año debido a la pandemia, los problemas de salud pública, la incertidumbre y las restricciones de viaje. También fue desmovilizador la cancelación del “recuerdo silencioso” en el cementerio de los socialistas por parte del partido “Die Linke” y no convocaron para la demostración de LL. Consecuentemente la solidaridad con las víctimas y la indignación por la violencia policial del Karl-Liebknecht-Haus fueron muy escuetos.

Que la marcha de la manifestación el domingo “a pesar de todo”4 haya podido reagruparse con un retraso de más de una hora y llegar hasta Friedrichsfelde fue todo un éxito. “Defendimos juntos la manifestación. Eso fue bueno e importante, porque la resistencia al aumento del armamento, transferir los costes de la crisis y el desmantelamiento de la democracia tienen que estar en la calle ”, dijo Köbele. “La acción policial fue un escándalo y debe tener consecuencias. La responsabilidad recae en el consejo municipal y los partidos gobernantes del SPD, la Izquierda y los Verdes ”. El LL-Bündnis examina posibles medidas legales contra el uso ilegal de la policía.

Wera Richter, Vicepresidenta del DKP


1 DKP = Deutsche Kommunistische Partei _ Partido Comunista Alemana

2 FDJ = Freie Deutsche Jugend – Juventud Aleman Libre: Organización juvenil de la RDA

3 KPD = Kommunistische Partei Deutschlands – Partido Comunista de Alemania

4 Trotz alledem und alledem = “a pesar de todo”: es el estribillo de una canción de los combatientes de la revolución de1848 y es el título del último artículo de Karl Liebknecht del 15 de enero 1919 en el órgano central del Spartacusbund “Die Rote Fahne” – La Bandera Roja.