Compartir

Unidad y Lucha (UyL): ¿Qué papel desempeña la OTAN actualmente?

Antonio Maira (AM): La OTAN es una organización militar y económica gigantesca, que ha crecido durante muchas décadas en esas dos vertientes principales, y en algún otro elemento fundamental en cada una de esas vertientes.

Me refiero a las tareas coordinadas en los campos de la información, las definiciones sobre el enemigo, las tareas de inteligencia, la gestión económica o militar de los recursos estratégicos, la planificación de las guerras asimétricas, los variados campos en los que se realizan las guerras, el nivel de las mismas, sus instrumentos materiales y sus complejos industriales, la presencia en ellas de los países satelizados o los países quisling, tal como ocurre con España.

Por lo demás la OTAN es una organización militar, muy disciplinada y poderosa, dirigida totalmente por los EEUU, con un aparato ideológico muy potente -tal como expresan con claridad los acuerdos para la incorporación de nuevos miembros- y un sistema de espionaje interno y externo muy intenso. Basta con recordar los casos de la soldado Chelsea Manning, la captura de Julián Assange en la que colaboraron varios países de la Alianza Atlántica y la fuga de Edward Snowden a Rusia. Alguno de estos casos muestra la conexión del espionaje de la CIA o del CNI con el FBI, es decir con todo el sistema de seguridad interna y externa de los EEUU.

Por referirme a un caso más, citaré el de Ana Belén Montes, una puertorriqueña de familia conservadora que fue enviada a Cuba para espiar al servicio de Washington. El caso y esta es otra historia- es que en algún momento viajó a Guatemala y se dio cuenta de qué iba todo aquello de la defensa de la libertad y los derechos humanos”. Ana Belén decidió volver a Cuba y empezó a colaborar con el espionaje cubano. Fue detenida por el FBI en el enorme rastreo que realizó con posterioridad a los atentados de las Torres Gemelas. Desde entonces está presa en una cárcel de seguridad a pesar de padecer una grave enfermedad. El Imperio no perdona.

Así que conviene preguntarse qué quiere decir realmente un pequeño añadido que han introducido los EEUU al Convenio de la Base de Rota sobre la presencia de una Compañía de Seguridad en la Base. Es decir: mercenarios para el mejor servicio de un patriotismo de pandereta o de país quislingcomo es el nuestro. El vocero de Falsimedia, el País, fiel a su política de disimulo lo escribe con minúscula compañía de seguridad” para que nadie se escandalice con semejante añadido que no fue discutido ni aprobado en las Cortes.

La argamasa de la OTAN es la obediencia

No podemos hablar de papel” sin integrar esas dos vertientes –política y militar- y su argamasa que es la obediencia y sin recordar algunas cosas olvidadas” y que nadie quiere o puede recordar. Especialmente los políticos y los medios de comunicación y de manipulación de las conciencias; y de generación, formación y codificación de la opinión pública. Por poner un ejemplo relativamente lejano pero determinante, una de las cuestiones a recordar es que la OTAN nace como organización defensiva integradaantes del nacimiento del Pacto de Varsovia. Es una consecuencia directa de la derrota del ejército nazi fundamentalmente por el ejército soviético. Eso es, obviamente, algo que debe ocultarse. Es el mundo al revés” como diría Eduardo Galeano.

De hecho la manipulación –la propaganda- se convierte en una estructuradel pensamiento y de la cultura. Curiosamente toda esa estructura mental se va reforzando a pesar de las enormes contradicciones y de su choque frontal con la realidad. Si usted o los amigos de Unidad y Lucha o de otros sectores de la izquierda revolucionaria, leen el documento estratégico de los Estados Unidos: La Nueva Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos” se encontrará con un texto que codifica de manera autoritaria los deberes y obligaciones de los países miembros de la OTAN. Entre ellos, por ejemplo, el que a ningún país ni grupo de países incluidos los aliados de Washington- se le permitirá tener nunca una capacidad militar igual o superior a los EEUU.

En los últimos tiempos la OTAN desempeñaba un papel global sin ajuste a Tratado ni norma internacional alguna, ni siquiera a las propias de su tratado fundacional, ni de sus principios fundadores”. Desde hace muchos años la Alianza Atlántica rompió sus límites territoriales y su marco de legalidad internacional. Esto se hizo muy visible durante la guerra de Yugoslavia en la que la OTAN ataca a Yugoslavia rompiendo con los Acuerdos de Rambouillet. En aquella ocasión, Luis Solana, secretario General de la Organización lanzaría la doctrina de la legalidad subyacenteal afirmar que la OTAN había actuado en contra de los acuerdos de las NN.UU., pero de acuerdo con sus principios”.

En cuanto a España, tengo que decir que su papel es esencial no solo por su subordinación absoluta al Consejo Atlántico, sino por la aceptación de su doctrina imperialista agresiva y genocida. Además de ello, por dos razones más: la primera es la presencia de un número importante y creciente de bases militares e instalaciones y de efectivos armados navales, aéreos, de fuerzas de intervención rápida, y de control y vigilancias; la segunda es la integración de tales efectivos con otras unidades de intervención bajo mando unificado, y la tercera la intención de intervenir ofensivamente sobre estados y continentes que se han convertido en objetivo militar de Washington.

En todo esto hay una consecuencia evidente: la entrega total de la soberanía y la aceptación de la política de clase que dirigen los EEUU

Tales ampliaciones han roto las condicionesde ingreso que fijaban el contenido del referéndum de adhesión. Tal referéndum, como bien sabemos, se efectuó de manera tramposa no solo al romper de manera deshonesta el programa electoral del partido en el gobierno; sino también creando con las preguntas una especie de limbo jurídico” en el que todo era posible. Fue un referéndum modelode los sucesivos que realizaría más tarde la OTAN en su política expansionista.

UyL: ¿Qué riesgos asumimos por la pertenencia del estado español a la OTAN?

AM: No me gusta mucho hablar de riesgos porque parece una llamada extrema a los sectores más acobardados del pueblo en el que se le inyecta miedo a través de los medios de comunicación de masas. Es obvio que la existencia de la OTAN es, en sí misma, un enorme riesgo porque su dinámica es la guerra como instrumento de poder imperialista en una situación extrema del capitalismo en crisis. Es la Alianza Atlántica con su política militar agresiva y su injerencia política y económica quién debe darnos miedo.

Es el capitalismo el que genera la crisis y su única solución dentro de ese sistema perverso de explotación: el imperialismo y la necesidad de buscar mercados. Consumo y mano de obra barata. El imperialismo supone ampliar la explotación de los trabajadores y trabajadoras, los niveles de desigualdad y de paro, la eliminación de toda posibilidad de vida digna para nuestros hijos y nietos. En este sentido el mercado ofrece consumo a unos más, a otros menos- en tiempos de bonanza, a cambio, claro, de solidaridad y de dignidad.

Se siembra el riesgo de la guerra y se recogen millones de muertos y cientos de millones de desigualesy hambrientos en los países empobrecidos del Tercer Mundo. Sin embargo, nuestras bodegas aquí en España, por ejemplo- están llenas de desesperados y se llenarán más. El internacionalismo de los y las trabajadoras es la respuesta al capitalismo y a la guerra global. También a las destrucción del planeta. En este sentido, el coronavirus a la cabeza de una crisis terrible tiene que servir, con la crisis misma, de elemento de toma de conciencia y de unidad.

UyL: ¿Qué papel juega el ejército español en la OTAN y en la UE?

A.M: Vayamos por partes. La OTAN es el aparato militar que no solo incluye a países de la UE sino a otros aliados. Además no todos los países de la UE pertenecen a la OTAN. Por si fueran pocas las posibilidades de hacer la guerra, los EEUU, en las últimas intervenciones militares, ha creado el mecanismo de coaliciones “ad hoc” para hacerla a su gusto y según lo permita la disponibilidad militar o política de los estados miembros, su capacidad económica o su situación geográfica. En general puede decirse que todos los países que tienen bases o instalaciones militares de los EEUU en su territorio colaboran, de grado o mediante la amenaza, con la política de guerra permanente y planeada de los Estados Unidos.

El aparato de propaganda es también muy importante para lanzar ofensivas que permitan la participación de otros países. Es en ese aparato, precisamente, el que abre paso a las intervenciones armadas. Ahí juegan todos los aliados naturales y los forzados por amenazas muchas veces realizadas dentro del secreto diplomáticoo del secreto de los asuntos de estado”.

Varias fragatas de la Armada con el sistema Aegis han sido incorporadas a las Flotas de Portaviones de los EEUU en incursiones en el Caribe y en Oriente Medio.

La guerra es un proceso social planificado. Se destruyen países para reconstruirlos después. La UE cuyas relaciones con la OTAN son evidentes- es un gran mercado, tanto de exportación de productos industriales como de elementos de construcción, transporte, etc. La conexión económica de la UE con la OTAN se hizo evidente tras la celebración de las Conferencias de Donantes después de la destrucción, sin dejar piedra sobre piedra, grandes países como Irak o Libia.

UyL: ¿Cuál es la ideología dominante entre los mandos del ejército español?

A.M: Por mi experiencia personal el dominante es el del fascismo genocida y panderetero, de sumisión al nazismo alemán y al fascismo italiano, del general Franco. Él fue el que convirtió a este país en un auténtico matadero y destruyó a la II República. Franco nos dejó como herencia maldita un rey que fue educado bajo su control, casado por su autoridad, juró los Principios del Movimiento, participó en la exaltación del Dictador en los momentos más decisivos y planeó o consintió varios golpes de estado. El del Régimen Corporativo y los grandes capitales monopolistas.

En segundo lugar está el fascismo que corresponde a una nueva fase del imperialismo en el mundo que es el de los EEUU. La dominación se ejerce por la fuerza y también con el genocidio. Aquí está el PSOE “atlantizado” y neoliberal. Sus ejemplos más duros son Felipe González, Almunia, Guerra y Cía. Hay otro sector con algún toque socialdemócrata, que es el del Presidente del Gobierno que, a su vez, asume la Monarquía franquista y protege al Rey Emérito y al no Emérito, de ideología mixta entre Juan Carlos I y la reina, también Emérita, Sofía de Grecia, miembro y asistente habitual del Club Bilderberg, una organización verdaderamente tenebrosa. Por fin la reina no Emérita, Leticia, fue una especie de dulce plebeyo” (con todos mis respetos a lo plebeyo) preparado por un ministro de Comunicaciones del PP. Todo combina mal, lo mires por donde lo mires. Éste segundo sector mantener el prestigio de Juan Carlos I es esencial para que no se derrumbe la Monarquía.

Hay un tercer sector, más minoritario, que asume una posición republicana y antifascista. Cruza todos los grados del Ejército profesional con posiciones democráticas y basadas en el servicio al pueblo. Es apreciable y visible en los profesionales de rango militar inferior porque, sometidos a una especie de jurisdicción especial que no respeta los derechos humanos ni los constitucionales, son expulsados de las FFAA por aplicación de los reglamentos disciplinarios controlados por sus generales y sus fiscales jurídico-militares. Los abusos clamorosos no son corregidos por el Gobierno.

UyL: ¿Es compatible la carrera militar con los principios democráticos?

A.M: Por supuesto que es compatible. Las FFAA son del pueblo. Su sabia es la democracia real, no la formal, y la igualdad. Su virtud fundadora, la defensa del pueblo.

UyL: ¿Qué opina este sector democrático y popular de la huída de Juan Carlos I y de la continuidad de la Monarquía?

A.M: No apoyamos la Monarquía por esencialmente antidemocrática. Nos da vergüenza su origen franquista y su práctica fascista. Nos avergüenza también que semejante institución, supuestamente modélica y ejemplar, sea en realidad, uno de los motores y el ejemplo de una corrupción generalizada.

La Monarquía, con la mayor intensidad quizás la Borbónica, es un ejemplo institucional de desprecio por el pueblo, fundamentalmente por los pobres y los desvalidos.

Desde aquí llamo a todos los profesionales con espíritu democrático y popular a que sigan a su honestidad, a que actúen según su fidelidad al pueblo.

Secretaría de Antiimperialismo del CC del PCPE