Compartir

Triunfo sindical gracias a la lucha de los compañeros durante los diez días en huelga.

A finales de la pasada semana se ha dado por finalizada la huelga que mantenían los trabajadores y el sindicato contra la empresa Ecología Canaria Santa Lucía, SL.

La huelga solo la podemos calificar como un éxito rotundo después de conseguir la principal reivindicación: Exigir que se firmara el preacuerdo que ya se había alcanzado semanas atrás con los representantes de la empresa y que se negaban a ratificar.

El preacuerdo venía a recoger la obligación de la empresa de aplicar el Convenio Colectivo del agua, frente al que venía aplicando que era el de transporte, notablemente peor y ajeno a las labores que realizan.

La mejora de las condiciones laborales y salariales han sido seriamente defendidas por los trabajadores, consiguiendo que estas (salariales) llegaran a superar en algún caso el 100% de lo que se venía percibiendo.

Se ha pactado el pago de todos los atrasos correspondientes al año 2019 así como la exigencia de vacunación y cumplimiento de los protocolos de Seguridad y Salud en las labores que realizan los trabajadores.

Y se arrancó el pago de los salarios y la cotización a la Seguridad Social a los trabajadores en huelga durante los días que duró esta.

La firma del preacuerdo, hoy convertido en acuerdo, ha sido posible gracias a la movilización de los trabajadores concretándose en una huelga durante diez días.

A la acción llevada a cabo por éstos, la empresa reaccionó tratando de intimidar a los trabajadores con todo tipo de artimañas, a las ya habituales, Ecología Canaria, S.L. sumó la de intentar presentar la huelga como ilegal con el objetivo de que los trabajadores dieran marcha atrás al verse intimidados por una huelga ilegal que pudiera desembocar en el despido de todos aquellos que la secundaran.

La asamblea posterior a este comunicado (que la empresa entregó en mano, uno, a uno) los trabajadores votaron sin dudarlo, por completa unanimidad, llevar a cabo la huelga hasta sus últimas consecuencias.

A pesar de un ambiente de tensión y de presión (sanciones a miembros del comité de huelga) los trabajadores no retrocedieron, el Sindicato se movilizó, y la unidad se materializó en que la empresa no pudo doblegarlos, tuvo que ceder y firmar el acuerdo.

En definitiva, queda claro que, unidad y lucha, es la única forma capaz de conquistar las mejoras de los trabajadores, y poner freno a la explotación.

Debemos reconocer y saludar a los trabajadores, al comité de huelga, y a todos los miembros del sindicato que acompañaron las movilizaciones en apoyo a los compañeros.


Fuente: konvoko.com