Compartir

HUELGA INDEFINIDA EN RENAULT BRASIL

Trabajadores del Complejo Ayrton Senna de Renault en Brasil están en huelga desde el pasado 21 de julio en protesta por los despidos. La fábrica abrió en 1998 y tiene más de 7.200 personas trabajando en ella, la plantilla exige medidas que garanticen los empleos.

El pasado 17 de julio la empresa presentó el Programa de Despido Voluntario (PDV) que tenía como objetivo eliminar 800 puestos de trabajo. Según el fabricante de automóviles los recortes son necesarios para ajustar los costos a la caída en el mercado y la producción tras la Covid-19 y los trabajadores no comparten dicha medida. El presidente del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Greater Curitiba (SMC), Sérgio Butka, aseguró que la huelga seguirá hasta que el fabricante de automóviles reanude el diálogo.

Renault ha anunciado la ejecución de los despidos de manera inmediata pese a la oposición sindical. Como ya ha sucedido en otros lugares y fabricas automovilísticas, se evidencia que hay una crisis de sobreproducción que se ha visto profundizada por la covid 19 y eso ha acelerado los planes de despidos en la industria del automóvil a nivel mundial. Ya estaban los despidos masivos entre los planes del sector y los costos de dichos despidos se tenían cuantificaos en sus cuentas y balances anuales, en este caso la oferta es de pagar de uno y medio a cuatro salarios, dependiendo del tiempo de contrato del empleado, un bono de mercado por seis meses y seguro médico por otro año.

El sindicato no aceptó el plan patronal y se vienen realizando reuniones explicativas o deliberativas todos los días para debatir sobre cómo seguir actuando, aunque la huelga se mantiene con carácter indefinido.

El representante sindical declaró que mientras la compañía no revise los despidos "no podremos avanzar la agenda propuesta por la compañía para la competitividad de la planta". Además denuncian que el fabricante de automóviles recibe del Gobierno estatal numerosos incentivos fiscales "Hay más de 50 empresas que reciben este incentivo. Son más de 12 mil millones de reales (2.315.395.200 de dólares) por año y eso marca la diferencia. El Gobierno y la población están ayudando a esta empresa a fortalecerse en el estado. Y queremos, a cambio, el mantenimiento de empleos en Renault".

ECUADOR HUELGA EN EXPLOCEN

 

Los trabajadores de la fábrica de explosivos Explocen, perteneciente a las Fuerzas Armadas ecuatorianas,  protagonizan una huelga que lleva ya 14 días y encaminada a exigir la suscripción de un nuevo contrato colectivo y la readmisión de los líderes sindicales despedidos. Al respecto, la Comisión Especializada Permanente de los Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social informó que se encargarán de investigar los hechos en Explocen: el cese de los trabajadores y los impagos al personal.

Las protestas se intensificaron tras el despido de cinco trabajadores y el anuncio de quiebra de la empresa. Asimismo, las instalaciones de la fábrica fueron militarizadas según indican las fuentes oficiales “como una medida de prevención para garantizar el funcionamiento de las instalaciones”. Las organizaciones sindicales condenaron la presencia militar y aseveraron que si algún manifestante reporta alguna herida será responsabilidad de los uniformados

La planta está paralizada en su totalidad. Unas 105 personas laboran en la empresa, pero del sindicato forman parte 58 personas, quienes permanecen en las afueras de Explocen. Para evitar un contagio, estos sindicalistas mantienen el distanciamiento social.

Fuente: Redacción UyL. Telesur