Compartir

 

La concentración convocada por el Partido Comunista del Pueblo Canario junto a otras organizaciones y colectivos sindicales y populares, que tuvo lugar el pasado 23 de Mayo en Santa Cruz de Tenerife es un claro ejemplo de la permisividad que los cuerpos policiales, en este caso de la Policía Nacional y de la Subdelegación del Gobierno autodenominado “de progreso” tiene con las organizaciones fascistas y de ultraderecha, al tiempo que reprime a las organizaciones obreras y populares.

Previamente a ese día, la Subdelegación del Gobierno nos había prohibido celebrar la concentración en la parte Norte de la plaza del asesino Weyler, con el argumento de que en la calle adyacente a la parte norte de la misma, estaba previsto que pasara una caravana de VOX, lo que motivó que nuestro partido presentara un escrito de queja en la propia Subdelegación. Para garantizar que esto fuera así, ese día en la plaza donde se iba a celebrar la concentración, había desplegado un fuerte y desproporcionado dispositivo policial, que obligó a las y los que íbamos a participar, a concentrarnos en la parte Este de la plaza, arrinconadas en medio de los jardines y éramos obligadas a identificarnos desde que llegábamos al lugar, en un claro acto intimidatorio. Los cuerpos represivos del Estado, que rodearon en todo momento la concentración para impedir que se rebasaran los límites por ellos marcados, permitieron que la Caravana de VOX se extralimitara, realizando innumerables pasadas a lo largo de la vía adyacente a la parte Norte de la Plaza, sin que en ningún momento la policía que estaba en el lugar, les requiriera ninguna documentación o identificación, ni le impidiera que circularan reiteradamente, superando el tiempo de duración que habían comunicado, permitiendo que las personas participantes en la concentración tuviéramos que soportar, durante toda la hora que duró el acto, el boicot y la obstrucción por parte de las y los participantes de la Caravana de la ultraderecha; todo ello, a pesar de las reiteradas quejas verbales que miembros del servicio de orden hacía a la policía.

Por si todo ésto fuera poco, en la página de la red social Facebook denominada “VOX Santa Cruz de Tenerife. Grupo de afiliados y simpatizantes”, un fascista miembro de ese partido, que se identifica como Javi Baranano, coloca una serie de fotografías de nuestra concentración, sacadas desde el mismo lugar donde la se desarrollaba nuestro acto. Esta persona, se infiltró dentro de la concentración para publicar en la citada página de afiliados y simpatizantes de VOX las fotografías. El citado individuo describe en un comentario publicado en la página de VOX como, con el beneplácito de la Policía Nacional, se infiltra en la concentración a pesar de que, no solo no se acredita como fotógrafo de prensa, sino que le dice a uno de los policías que es “miembro de VOX y fotógrafo profesional” y que éste, sonriéndole, le dice que “puede continuar”. Además, este individuo afirma en su comentario en Facebook que realizó las fotos “por si acaso”, palabras intimidatorias y amenazantes para los y las concentradas y que ponen en entredicho la seguridad e integridad personal de estas, tanto por sus palabras, como por el hecho de haber sido espiadas por un miembro del partido político que realizaba, ese mismo día y a la misma hora, una Caravana de sentido político opuesto (fascista o de ultraderecha), y publicadas en una página de la red social Facebook de ese mismo partido.

Ante esta grave vulneración de los derechos civiles y políticos; ante este doble rasero y tratamiento represivo y discriminatorio que tuvimos las personas y organizaciones que nos concentramos para reivindicar el Derecho al Trabajo, Nuestros Derechos y un Plan Urgente de Emergencia Social frente a la permisibilidad de las actuaciones de los fascistas; ante la situación de inseguridad personal en la que nos vimos envueltas las personas concentradas y ante la permisividad de la socialdemocracia, representada por el Subdelegado del Gobierno “de Progreso”, Jesús Javier Plata Vera; además de por varias irregularidades administrativas de la Subdelegación del Gobierno en la tramitación del expediente, nuestro partido presentó ante ese organismo una queja escrita y mantuvo en los días posteriores una reunión con el Subdelegado en la que le transmitimos nuestras quejas ante todo ello, al tiempo que le transmitimos un claro mensaje: El PCPC-PCPE, no va a tolerar este ataque a las manifestaciones obreras y populares que se van a suceder. Ejemplo de la incapacidad de la socialdemocracia para combatir al fascismo fueron las palabras del Subdelegado en la reunión con nuestro representante, cuando afirmando que la policía tiene su propia estructura, luego añadía que “no le hacen caso al Ministro Marlaska, imagínese usted, al Subdelegado del Gobierno de una Provincia”.

¡¡NI UN PASO ATRÁS FRENTE AL FASCISMO!!. ¡¡NO PASARÁN!!

Comité Nacional del PCPC