Compartir

AMANCIO DONA, INDITEX RECORTA

Concentración en Arteixo.

Si hace unos días una trabajadora y delegada sindical fue sacada de la tienda en la que trabajaba por las fuerzas represivas policiales, a las que el patrón llamó en su ayuda, cuando ésta se negó a abandonar su puesto sin haber cumplido su horario y no sometiéndose al cambio unilateral de la empresa, ahora hay nuevas acciones de protesta contra Inditex.

Esta vez con una concentración frente a la sede de la empresa y la Fundación Amancio Ortega, en el Polígono de Sabón (Arteixo). A la protesta también asistieron trabajadores y trabajadoras auxiliares de Inditex que están en un ERTE actualmente.

El origen de la respuesta de trabajadoras y trabajadores está en el cambio unilateral de horarios y cambios de Inditex al personal de las tiendas del grupo. Cambios impuestos sin previa negociación o comunicación, por la fuerza como se ha visto, sin que Inditex especifique ni su duración ni poniéndolo por escrito para dificultar la reclamación de las personas afectadas.

Estos cambios en los horarios y turnos, que fueron denunciados por CIG ante la Inspección de Trabajo, afectan incluso a las trabajadoras con horarios específicos para el cuidado y la conciliación familiar, lo que para el sindicato significa "limitar su derecho al equilibrio entre la vida laboral y personal".

La plantilla se teme que estos cambios, con sus consecuencias en la bajada de salarios, pueda durar el resto del año y, según parece "lo único que la compañía acordó mantener son las vacaciones de verano, que permanecerán como antes".

Fuente: Redacción UyL. Nòs diario


SOY ARTISTA, NO SOY UN GASTO ABSURDO

Artistas de Bolivia vienen protestando pacíficamente durante la semana en medio de la pandemia del coronavirus contra el cierre del Ministerio de Culturas y Turismo. 

El pasado miércoles en La Paz lo hicieron frente a la sede del disuelto Ministerio cuyo cierre se produjo por las autoridades de facto el pasado 4 de junio. Las protestas también llegaron a Santa Cruz de la Sierra, donde fue tapado el monumento a la fallecida cantante Gladys Moreno, creado por el artista Juan Bustillos; los y las manifestantes le colocaron una tela oscura sobre la que se leía "No a las armas, sí a la cultura".

La plataforma denominada 'Soy artista, no soy un gasto absurdo' fue creada tras la disolución de la institución. También fue suprimido el Ministerio de Comunicación, que fue absorbido por el de la Presidencia.  Las autoridades golpistas bolivianas con el cierre de esos ministerios calculan un ahorro de 18.771.607 de dólares.

 Como se ve, recortes en cultura, sanidad, educación…todo lo que tenga que ver con los servicios públicos y la atención del pueblo trabajador. Parece que el capitalismo y sus consejos de administración gobernantes están a la ofensiva para intentar que la crisis capitalista la pague la clase obrera y los sectores populares. No se lo vamos a poner tan fácil. #TuLuchaDecide.

Fuente: Redacción UyL