Compartir

 

EL MENSAJE DE LOS MIGRANTES: “DAMOS DE COMER A LA GENTE, ¿POR QUÉ NO NOS TRATAN COMO SERES HUMANOS?”

Seidú Diop muestra las lamentables condiciones en las que viven en Lepe, Huelva, sus compañeros subsaharianos y magrebíes.

Llevamos un montón de años así, somos trabajadores agrícolas que estamos recogiendo la fruta roja», señaló el trabajador. Este joven senegalés vivió durante cuatro meses en uno de estos asentamientos. «Tuve un poco de suerte porque me salí de allí lo antes posible. Pero es muy difícil porque no hay vivienda», explica Seidú.

Seidú es voluntario para ayudar a los que están llegando ahora y están pasando por lo que él mismo pasó. «Ahora ya sé lo que está pasando, ahora ya sé el sufrimiento de los que están en los asentamientos y me da mucho coraje, por eso estamos aquí», explica que el joven, que detalla que, con el apoyo de su asociación, con «una cisterna de agua potable», reparten agua en los asentamientos de lunes a viernes.

Fuente: CONTRAINFORMACION.


 

EN MICHELIN-LASARTE SE ESTÁ LLAMANDO A TRABAJAR A  PERSONAL DE RIESGO DE CONTAGIO POR COVID-19

ELA denuncia que a pesar de que parte de la plantilla sigue de ERTE, la dirección ha procedido a llamar a trabajar a personas con mayor riesgo de contagio por el covid-19, como mayores de 60 años y personas con diversos problemas de salud. Con estas actuaciones, se evidencia que la empresa antepone la producción a la salud de la plantilla.

Por tanto, ELA exige que se priorice la salud tanto de los trabajadores y trabajadoras de Lasarte como de sus familias, se tomen todas las medidas para evitar los contagios en la planta y se evite que el personal de riesgo acuda a las instalaciones.

Fuente: ELA


AL MENOS 8 TRABAJADORES Y TRABAJADORAS HAN MUERTO EN EUSKAL HERRIA DESDE QUE SE DECRETÓ EL ESTADO DE ALARMA

El 21 de abril, hemos tenido conocimiento, de un accidente laboral mortal ocurrido el domingo en la empresa Matricerías Deusto, en Zamudio.

En la situación de pandemia que vivimos, se incrementan las situaciones de presión y tensión, los accidentes mortales aumentan y las condiciones de trabajo están empeorando. Muestra de ello es la larga lista de trabajadores y trabajadoras muertos en Euskal Herria desde que se estableció el estado de alarma, al menos 8, contando con el último trabajador fallecido.

Los accidentes no traumáticos, como este último, son accidentes de trabajo. No se dan por casualidad en horario de trabajo, por mala suerte o fatalidad como dicen los empresarios, cuando afirman que nada tienen que ver con el trabajo.

Está demostrado que las condiciones de trabajo, la presión y el estrés son uno de los factores más importantes en accidentes cardiovasculares y se han convertido en una de las mayores causas de los accidentes de trabajo.

Detrás de este accidente y de todos los accidentes de trabajo se encuentran las condiciones de trabajo y vida de la clase trabajadora. Malas condiciones de trabajo como son los elevados ritmos de trabajo, las presiones, autoritarismo etc. que provocan estrés y derivado del mismo, numerosas patologías que sufren las y los trabajadores y en ocasiones, incluso la muerte.

Tenemos derecho a un trabajo digno y a una vida digna, a volver a casa de nuestro puesto de trabajos sanos y sanas y con vida. Lo que está claro es que éste o cualquier otro accidente laboral no son hechos aislados, son el reflejo de un modelo productivo en el que prima más el beneficio empresarial que la salud y la vida de la clase trabajadora.

En LAB tenemos claro que la movilización y la lucha son las únicas armas que tenemos para acabar con esta lacra, individual, familiar y social que son los accidentes de trabajo, porque necesitamos un cambio de rumbo, un cambio de modelo, en donde la salud y la vida de la clase trabajadora sea el elemento principal.

Fuente: LAB