Compartir

La consumación del golpe de estado de las fuerzas de la ultraderecha en Bolivia con la designación ilegal de la vicepresidenta del senado como Presidenta interina del País, apoyada por las Fuerzas Armadas golpistas y el Gobierno de los Estados Unidos; se ha traducido en la incremento de la persecución y masacre contra el pueblo boliviano que se levanta contra el golpe de estado. La masiva movilización de los trabajadores, campesinos e indígenas bolivianos, ha sido respondida con una violenta represión por parte de las fuerzas policiales y las Fuerzas Armadas golpistas, cobrando la vida de más de 20 manifestantes y provocando cientos de heridos.

Los criminales golpistas han emitido recientemente un infame decreto para “pacificar” el país aplicando una mayor represión, asesinato y persecución contra el pueblo boliviano, y garantizando impunidad a las fuerzas policiales y militares por sus crímenes. El desespero de la ultraderecha boliviana frente a su imposibilidad de diezmar la altiva lucha del movimiento obrero, indígena y popular boliviano, los ha llevado a recurrir a su vieja táctica de responsabilizar a actores externos de la situación de inestabilidad y caos generada por el golpe de estado. En este sentido, se han encargado de difamar y perseguir a la brigada médica cubana y al trabajador de la revista Centenario de argentina Facundo Molares; elaborando falsos expedientes y noticias con el objetivo de vincularlos como responsables de las protestas sociales.

El Partido Comunista de Venezuela responsabiliza a la ultraderecha Golpista Boliviana, a la OEA y al Gobierno de los EEUU como los responsables de la masacre contra el pueblo boliviano y la situación de caos e ingobernabilidad del país andino. Condenamos los ataques contra la brigada médica cubana y exigimos el cese de toda persecución y difamación de los médicos internacionalistas. Así mismos, denunciamos los intentos de la policía de Bolivia de forjar un falso expediente contra el reportero fotográfico argentino Facundo Molares, y exigimos el respeto de sus derechos humanos y su inmediata puesta en libertad.

Reiteramos todo nuestra solidaridad con el pueblo de Bolivia que se moviliza y lucha contra el feroz golpe de estado y la violencia de la ultraderecha.

Convocamos a los Partidos Comunistas y Obreros, así como a las demás fuerzas revolucionarias y antiimperialistas del mundo, a intensificar las acciones internacionales de solidaridad con el pueblo de Bolivia frente al escalamiento de la represión del gobierno impuesto por la ultraderecha golpistas y el imperialismo.

Caracas, 18 de noviembre del 2019

Partido Comunista de Venezuela