Compartir

El incendio de la isla de Gran Canaria ha alcanzado unas dimensiones nunca conocidas, y los daños son extraordinarios. Se quema el pinar de las cumbres de la isla, que es producto de una repoblación desarrollada a lo largo de muchas décadas.

Los bosques Gran Canaria, así como los de otras islas, fueron esquilmados por el modelo económico impuesto después de su conquista por la Corona de Castilla. Se destruyó la masa de los bosques para favorecer las actividades agrícolas introducidas, entre ellas el cultivo de la caña de azúcar, que requería de grandes cantidades de leña para el funcionamiento de los ingenios, así como las actividades de los carpinteros de ribera en los astilleros como apoyo a la navegación en el proceso de conquista y exterminio del continente americano.

El actual modelo económico impuesto a Canarias, en la nueva distribución internacional del trabajo, ha puesto todo el territorio de las islas al servicio del monocultivo del turismo (que sucede a los anteriores monocultivos de la caña, de la vid, de la orchilla, de la cochinilla, del plátano y de tomate).

La continuidad de ese siempre fracasado modelo de monocultivo supone una destrucción sistemática de recursos naturales de muy difícil, o imposible, reposición y un sometimiento de toda la economía y del ecosistema insular a la actividad monopolística del momento.

Es ese sometimiento dependiente el que relega cualquier política ambiental y territorial al fin principal del momento. Y esa es la causa real del incendio de estas semanas.

Frente a ese modelo impuesto, que incluye la militarización como parte fundamental de las estrategias imperialistas en Canarias, nuestra lucha es por un proyecto autocentrado de construcción nacional que se desarrolle a partir del protagonismo histórico del pueblo canario, de su proceso de autodeterminación y de la construcción de una Canarias libre y socialista.

Mientras esta estrategia política no avance nuestra tierra se quema, y nuestro pueblo pasa por todo tipo de explotaciones y de miserias.

La lucha es hasta la victoria!!

Carmelo Suárez