Compartir

El caricaturista Michael de Adder reflejó el doloroso suceso de la muerte de dos inmigrantes con una caricatura donde ilustra al mandatario de la Casa Blanca de pie, jugando al golf a la orilla de un lago, mientras observa los cuerpos de los ahogados con un palo de golf en la mano

El caricaturista Michael de Adder fue despedido de una compañía de medios, por publicar un dibujo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

De Adder reflejó el doloroso suceso de la muerte de dos inmigrantes con una caricatura donde ilustra al mandatario de la Casa Blanca de pie, jugando al golf a la orilla de un lago, mientras observa los cuerpos de los ahogados con un palo de golf en la mano. Junto al esbozo editorial se mostraba además la frase: ¿Les molesto si sigo jugando?, imputada al magnate mientras observaba los cadáveres como si se tratara de un juego.

Según informa el medio mexicano Excelsior, el caricaturista canadiense fue despedido después de que su dibujo tuviera una gran repercusión en las redes sociales.

La caricatura hace referencia a la trágica muerte del salvadoreño Óscar Alberto Martínez, de 25 años, y de su hija Angie Valeria, de 23 meses, quienes se ahogaron la semana pasada cuando intentaban cruzar el Río Bravo, y la fotografía de sus cadáveres junto a la orilla conmocionó a la opinión pública.

El dibujo editorial tuvo rápidamente una gran repercusión en las redes sociales y poco después De Adder indicó en un mensaje en Twitter que había perdido su contrato con todos los diarios de Brunswick New.

Tras el despido de De Adder, el Telegraph-Journal y su edición en Saint John; el Times and Transcript, y el Daily Gleaner, que son los diarios de la Brunswick News Inc. (BNI), para la que trabajaba el caricaturista, ya no publicarán sus obras.

Por su parte, BNI emitió una declaración en la que señaló que «es totalmente incorrecto sugerir» que había cancelado el contrato de De Adder debido a la mencionada caricatura de Trump.

En tanto, el presidente de la Asociación Canadiense de Caricaturistas, Wes Tyrell, sostuvo en su página en Facebook que BNI dio por terminado el contrato con De Adder porque Trump es «tema tabú» para la compañía y su propietario, el multimillonario James Irving.

De acuerdo con una publicación de Michael de Adder en su cuenta de Twitter, el inesperado despido tuvo lugar después de haber realizado tres caricaturas de Trump en las últimas dos semanas, todas con gran impacto en las redes sociales. «Dos se tornaron virales y la tercera una supernova, y un día después me despidieron», escribió.


Publicado el 2 de julio en www.granma.cu