Compartir

La Juventud Obrera y Popular planta cara ¡Nos organizamos para vencer!

Los días 13 y 14 de abril en Madrid, la Juventud del Partido Comunista de los Pueblos de España (J-PCPE) llevará a cabo su primera Conferencia de Juventud. Un hecho que, en la práctica orgánica, dará vida de forma efectiva a la organización que nuestro Partido necesita.

Hace dos años las circunstancias obligaron a crear la Juventud del Partido Comunista de los Pueblos de España y empezar prácticamente de cero un proyecto nuevo basado en unos nuevos principios como el esfuerzo, la humildad o la sinceridad ante las masas. Durante este tiempo, hemos trabajado por reconstruir un proyecto juvenil cuyo objetivo sea la revolución socialista, capaz de poder llamarse Juventud Comunista.

Llamarse Juventud Comunista sin que eso sea asociado a la desconfianza y la traición o dar la espalda a la amplísima lucha de clases que se libra actualmente, algo que parece cada vez más común en el movimiento comunista en el estado español.

En este tiempo, hemos conseguido consolidar nuestra organización. Hemos logrado incorporar a jóvenes de gran parte del estado, afianzar colectivos y comités, crear un Comité Estatal de Dirección y consolidar nuestro papel entre las masas. En todo este proceso hemos conseguido cumplir muchos objetivos, pero también hemos cometido errores. Algunos errores que han sido fruto de la inexperiencia y la impaciencia, los cuales no deben lastrar nuestros esfuerzos, sino impulsarnos cada día más a formar a toda una nueva generación de comunistas que sepa adaptar el marxismo-leninismo a la realidad del capitalismo en la actualidad, mediante la unión de teoría y práctica. Nos planteamos como objetivo fundamental llevar la lucha no a círculos de intelectualoides y cibermilitantes, sino allí donde las masas sufren cada día la barbarie de la explotación capitalista. Ya la realidad ha demostrado una y otra vez que una clase obrera unida y organizada bajo la dirección de su Partido Comunista es el mayor peligro para el capitalismo.

Por ello, nos decidimos crear un nuevo modelo de Juventud Comunista basada en el acercamiento a las masas obreras jóvenes a las tesis comunistas. Para ello organizar al estudiantado por una educación pública, gratuita y de calidad, acercar el feminismo de clase a las mujeres jóvenes, recuperar la implicación de la juventud en la causa del antiimperialismo y luchar contra el auge del fascismo, son nuestros objetivos fundamentales. Es por tanto que nos organizaremos en torno al centralismo democrático -donde las decisiones son colectivas, se somete la voluntad de la minoría a la de la mayoría y los cargos electos deben rendir cuentas de su trabajo al conjunto de la organización- y asumiremos la dirección de nuestro Partido.

No se trata esta vez de declarar nuestra Juventud heredera de nadie, sino de honrar la memoria de quienes nos precedieron, retomar su lucha e igualar su determinación por crear un mundo mejor, pese a los sacrificios individuales que esto suponga.

Da aquí comienzo el proceso de forjar a los y las comunistas que harán, junto con las masas obreras, caer al capitalismo criminal y decadente. Y es que, sólo mediante la lucha organizada y constante podremos acabar con este sistema. Llamamos a la juventud a organizarse y comenzar hoy mismo a construir, para mañana conquistar la sociedad comunista donde la lucha de clases y las desigualdades que genera desaparezcan para no volver.

La juventud obrera y popular planta cara.

Nos organizamos para vencer.

Alejandro Navarro.

Responsable Político de la J-PCPE.