Compartir

EEUU ha superado en última instancia la suspensión de pagos tras el acuerdo alcanzado y la posterior votación en la Cámara de Representantes votara una ley para elevar el límite de la deuda y reabrir la administración.

Los trabajadores federales habían sido suspendidos de empleo y sueldo por el momentáneo cierre de la administración. El acuerdo contempla ampliar el límite de deuda a 16'7 billones de dólares para satisfacer la administración del estado. El desacuerdo, lejos de situarse como insalvable o en la lógica izquierda-derecha como pretende hacer ver la prensa burguesa, demostraba la lucha y el “tira y afloja” para forzar cambios en la administración Obama. Era evidente que no iban a permitir la debacle administrativa de los EEUU aunque casos como éste demuestran la fragilidad a la que puede llegar el gobierno de los EEUU.