Compartir

La patronal, es decir la burguesía, no tolera que ningún miembro de la clase obrera se organice, y muchísimo menos, que se organice en sindicatos de clase y en partidos comunistas. Esto es algo obvio, pues solo la organización de la clase obrera en sindicatos de clase que defienda sus derechos y objetivos inmediatos sin pactos ignominiosos, como estamos acostumbrados a ver, así como en partidos comunistas, cuyo fin sea la toma del poder y la construcción del socialismo-comunismo por la vía revolucionaria, suponen el más serio peligro a su dominación y a la permanencia de su status.

En este caso, la persecución sindical desatada contra nuestro camarada José Ramón por parte de la dirección de la empresa con la cooperación del delegado de personal, afiliado a CCOO, reúne todos estos requisitos.

Nuestro camarada José Ramón, es representante de la sección sindical de CTA en la empresa Setex Aparki, concesionaria del servicio ORA del Ayuntamiento de Jerez. Esta empresa viene tratando de imponer a los trabajadores y trabajadoras del servicio ORA unas condiciones que, día tras día, empeoran sus condiciones laborales; para ello cuenta con la traidora complicidad del delegado de personal -de CCOO-. Frente a esto, las afiliadas y afiliados de CTA, entre los que se encuentran dos camaradas simpatizantes del Partido, están presentando una durísima batalla, interponiendo denuncias ante la Inspección de Trabajo y ante la jurisdicción de lo social, así como desarrollando una actividad de concienciación del colectivo de trabajadoras y trabajadores de esa empresa.

Como represalia, la empresa comienza desplegar una campaña de difamación y ataque hacia aquellos que considera más peligrosos a sus intereses y que culmina con la incoación de un expediente disciplinario a nuestro camarada José Ramón, basado en falsedades y tergiversaciones, con el fin de despedirlo. Entre los argumentos esgrimidos por esta empresa está el de que nuestro camarada figura en la lista de candidatura del Partido Comunista del Pueblo Andaluz estando éste de baja laboral por depresión como consecuencia del acoso laboral que sufre a diario en su puesto de trabajo, achacándole actividades absolutamente falsas.

Naturalmente, desde el sindicato CTA (Coordinadora de Trabajadores de Andalucía) ya se ha comenzado a responder a este ataque de la patronal, convocando movilizaciones y desplegando todas las acciones jurídicas disponibles. A ello ha de sumarse la movilización del Partido en defensa de un camarada.

¡Camaradas! si tocan a uno, nos tocan a todos y a todas. En solidaridad con este camarada, os pedimos que allí donde exista una delegación de esta criminal empresa, organicéis actos de protesta. Sabemos que tiene su sede social en Madrid, en calle Zurbano 76, así como concesiones administrativas en Córdoba, Granada, Santander y Sevilla, además de la de Jerez de la Frontera.

¡Frente al ataque de la patronal, ofensiva obrera! ¡Que no queden sin respuesta!

¡Defendamos a nuestros camaradas!