Compartir

El siglo XX esta marcado por la presencia activa e intelectual de mujeres que, aun con el intento de hacerlas invisibles en el proceso social y político, fruto de la visión patriarcal y clasista de la historia, tuvieron un papel fundamental en las luchas que marcaron el mundo contemporáneo. Enfrentando el prejuicio y la cultura machista fomentada por la naturaleza de la sociedad de clases desplegaron una intensa lucha, en diversos ámbitos, por la emancipación humana.

Una de ellas nació como Ana Lima Carmo el 13 de abril de 1915 en la ciudad de Quixeramobin. Datos circunstanciales pues se definía a si misma como cearense de nacimiento, carioca de corazón y baiana por elección. También eligió su nombre, Ana Montenegro. Con él es conocida y desarrolló su intensa actividad política, social y periodística.

Ingresó al Partido Comunista Brasileño en 1945 y hasta 1964 desplegó una intensa actividad ideológica, publicando cientos de artículos en la prensa comunista y participó en la revista Seiva, considerada una de las primeras revistas de los comunistas en Brasil.

El siglo XX también fue el de la disputa entre diversas corrientes del feminismo. Ana Montenegro no fue ajena y participó de la lucha feminista. Co-fundadora del periódico "Movimiento Femenino" participó en la Unión Democrática de Mujeres de Bahía, del Comité Femenino pro Democracia, en la Liga Femenina de Guanabara y en la Federación Brasileña de Mujeres.

Tras el exilio que la llevó a México, Cuba y a Berlín, continuo vinculada con la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), trabajó en la revista Mujeres y en otros organismos internacionales.

Regresa a Brasil en 1979, continuando con su militancia. Desde la lucha feminista, publicando diversos libros: Mujeres- participación en las luchas populares-, Una historia de luchas, Ser o no ser feminista y Tiempos de Exilio. En la defensa de los derechos humanos destacando como periodista con una intensa investigación histórica sobre los movimientos populares y sus luchas de contestación y en el combate interno del PCB, que estaba en proceso de ruptura, dando con su patrimonio político e intelectual una enorme contribución al proceso de reconstrucción revolucionaria del PCB frente a los intentos liquidadores.

Militante comunista, vivió en el siglo XX una historia intensa de lucha contra la sociedad de clases, a favor de la democracia, del derecho de las mujeres, del pueblo y de las tierras. Nominada al Premio Nobel de la Paz en 2005, falleció a sus 90 años el 30 de marzo de 2006.

Mujer que marcó las luchas feministas y populares de finales del siglo XX, aunando las banderas de la cuestión de la mujer, de la lucha de clases y de la emancipación humana, en homenaje, reconociendo la guerrera que Ana fue, militantes del Partido Comunista Brasileño (PCB) fundan el Colectivo Feminista Clasista Ana Montenegro.

Maria Luna.