Compartir

El gobierno del PP ha presentado los Presupuestos Generales del Estado para 2018, unas cuentas fieles a sus intereses de clase y alas políticas que vienen desarrollando desde que ocupan el gobierno.Lo hacen sin complejos  y destinan nuestro dinero a apuntalar una economía capitalista en crisis y evidenciansu ideología burguesa,machista y militarista.

Mantienen lafalta de cobertura de los servicios públicos, desatención necesidades básicas de los sectores populares e inversión en cemento y líneas de alta velocidad y, al estilo populista que tanto denuncian, incorporan medidas electoralistas,  medidas sociales parciales, estéticas e incluso folclóricas.

Cumplir las órdenes del emperador Trump y exigencias de la OTAN.El Ministerio de Defensa crecerási se aprueban los presupuestos, hasta 8.453 millones de euros, un incremento del 10,7% respecto al año pasado. Es el ministerio con mayor inversión por segundo año consecutivo. Es el que consigue más fondos públicos para inversiones, 3.017 millones, debido a la inclusión en el proyecto de presupuestos del gasto armamentístico que antes se pagaba mediante créditos extraordinarios aprobados por decreto, una práctica que prohibió el Tribunal Constitucional. 

Más carreteras y trenes. La inversión en infraestructuras se disparará un 12,7%, hasta situarse en 8.487 millones, a lo que se sumarán los recursos para construir que también aportan Adif, Aena o Puertos del Estado. Las infraestructuras de transporte acaparan el 86% de esta inversión y el grueso de los recursos se destinarán a construir líneas de AVE y carreteras, que coparán el 68,4%. Apenas crece el dinero para la vivienda, contará con una dotación de 473 millones, un 1,3% más que la cuantía contemplada para 2017.

El pago de la deuda, en tercer lugar del gasto, se lleva nueve de cada 100€. El Gobierno prevé que la deuda pública baje al 97,6% del PIB. La estimación es que los intereses de la deuda asciendan a 31.547 millones, por los 32.171 del año pasado, por lo que los intereses de la deuda descienden un 1,9%, más del doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones).

Suben las pensiones mínimamente. Las movilizaciones de los jubilados han provocado que el Gobierno incremente la cuantía de las pensiones.Las prestaciones mínimas y no contributivas crecerían un 3%, un 1,5% las que no superan 700 euros mensuales, y las inferiores a 860 euros subirían un 1%. Las pensiones de viudedad verán aumentadas dos puntos sus bases reguladoras, lo que supone que el incremento será de 450 euros al año. El pago de las pensiones se llevará 40,9% de los presupuestos para 2018, es la partida más importante, con una cuantía de 144.834 millones. El texto incluye que la Seguridad Social sacará del Fondo de Reserva un importe de 3.826 millones de euros,  Rajoy ha vaciado el 90% de la hucha, que cayó a los 8.095 millones este diciembre de 2017, desde los máximos de cierre de 2011 (66.815 millones).

Premiar a policías y guardias civiles. El Estado se gastaría en sueldos de trabajadores públicos 16,687 millones, un 6% del total de las cuentas públicas, una subida en los gastos de personal del 1,9% por el notable incremento de sueldos de policías y guardias civiles para equipararlos a los de los cuerpos autonómicos, se destinarían 310 millones de euros.Un aumentofirmado aceptando reivindicaciones de policías y guardias civiles, intensificadas coincidiendo con la crisis de Cataluña y el proceso soberanista.

Rascar algún voto de los empleados públicos. UGT, CCOO y CSIF y el Ministerio de Hacienda y Función Pública firman un acuerdo de subida salarial de un 8,8% para los funcionarios en los próximos tres años, por debajo de lo aprobado en el Congreso. En 2018 el incremento será del 1,75%.

Ocho millones para el Rey. Por segundo año consecutivo, la partida para el "sostenimiento" de la Familia y la Casa del Rey aumenta, tendrá unos ingresos de 7.887.150 euros, lo que supone un aumento del 0,9% respecto al año 2017.

El Gobierno y los diputados también se ha aplicado una subida salarial del 1,5 por ciento, con lo que Mariano Rajoy cobrará 80.953,08 euros este año, casi 1.200 euros más que en 2017.

Deducción social en el impuesto de Sociedades. Las empresas podrán destinar el 0,7% del impuesto de sociedades para fines sociales, similar a lo que un particular puede hacer en el IRPF.  Según las cuentas, el Gobierno prevé recaudar un 4,8% más en impuesto de Sociedades, el que pagan las empresas por sus beneficios, hasta 24.258 millones

Más pobreza menos gasto en desempleo. Con la mitad de personas paradas en riesgo de pobreza, se ha vuelto a rebajar esta partida en un 3,4%, con la excusa de la reducción del número de personas en paro. La cantidad asignada es de 17.702 millones de euros,(5% del gasto). Las políticas activas de empleo dispondrán además de 5.716 millones, un 3,9%  principalmente destinado a financiar bonificaciones a la contratación y formación profesional.

El Pacto de Estado contra la Violencia de género sin presupuesto. El presupuesto debía incrementarse este año 80 millones de euros. En esta cantidad, estaría incluida una subida del 20% en el presupuesto concreto de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Los PGE destinarían a los ayuntamientos y a las comunidades autónomas 20 y 100 millones de euros respectivamente. En total, los 200 comprometidos.

Los presupuestos presentadosno permiten saber a qué cantidad se han sumado los 80 millones comprometidos y los 20 y 100 millones que el Ejecutivo debía destinar a CCAA y consistorios los supedita "al sistema de financiación". Es decir, no es una transferencia directa, sino que parece que hace depender el dinero de las negociaciones de la financiación autonómica.

Rebaja del IVA del cine. Tras años de recortes y congelaciones, la partida destinada a las artes experimenta una subida del 4,4%y recoge la esperada reducción del IVA del cine –del 21% al 10%–. Este año serán 837,6€, lo que supone un incremento de 35 millones respecto al año pasado.

Empujón a las becas. A pesar de que el gasto del Estado en educación es mínimo, el Gobierno aumenta en 50 millones el gasto en becas, debido al aumento de las existentes y la creación de las ayudas a la excelencia estudiantil.

La dependencia bajo mínimos. El proyecto destina 2.512 millones de euros a Servicios Sociales, lo que incluye el gasto para atender a las personas dependientes. Es un 4,3% más que el año pasado, pero no hace sino igualar la partida de 2011. La parte correspondiente a la Dependencia aumenta un 3,4%, hasta 1.401 millones. Son 46 millones más que el año pasado, pero hay que tener en cuenta que en 2017 se quedaron sin gastar 46 millones del total presupuestado.

Cero euros para la Memoria Histórica. En el proyecto presentado por el ministro de Hacienda no hay rastro de partidas económicas destinadas a exhumaciones de fosas comunes y otras medidas de reparación a los represaliados, tras el golpe de Estado y durante la guerra nacional revolucionaria o la dictadura.

El cambio climático no interesa.  El Gobierno prevé quitarle un 20% a las actuaciones "para la prevención de la contaminación y el cambio climático". La partida pasa de 27,6 millones a 21,8. La propia Oficina Española del Cambio Climático se ve afectada por esta decisión: su presupuesto cae en 5,5 millones de euros y su capítulo de inversiones reales pasa 3,3 millones en 2017 a 2 millones para este curso. Eso implica un desplome del 40% en las previsiones de gasto.

Tatiana