Compartir

La Federación Sindical Mundial (FSM)  denuncia que el gobierno de Estados Unidos se negó a conceder un visado de entrada a su secretario general, George Mavrikos. 

El Secretario General asistirá en  marzo de 2018 al evento de la ONU en Nueva York, sede central de dicho organismo, donde la FSM tiene representación permanente, y posteriormente participa como orador principal en la reunión sindical anual de las organizaciones y amigos de miembros de la FSM, que se llevará a cabo en el mismo mes en la ciudad de Los Ángeles.

Hemos seguido el procedimiento de ESTA (Electronic System for Travel Authorization), pero por desgracia la respuesta persistente por parte de las autoridades gubernamentales competentes en los EE.UU. fue negativo.

Esta actitud del Ministerio de Asuntos Exteriores de EE. UU. no es democrática y su objetivo es evitar la acción sindical libre y el fortalecimiento del Movimiento  Obrero en Estados Unidos. Al mismo tiempo es una discriminación metódica contra la FSM y de su derecho a ejercer el papel en las Naciones Unidas, un papel que ha ocupado desde 1945 hasta la actualidad.

Para  el gobierno de Estados Unidos no es agradable la línea antiimperialista y anti-monopolio que tiene la FSM, y piensan que las restricciones no democráticas detendrán nuestra acción internacionalista de ayudar a los pueblos que luchan para decidir por sí mismos, libre y democráticamente por su presente y su futuro. Pero esto nunca tendrá éxito. 

También nos dirigimos a la Embajada de los Estados Unidos en Atenas sin  obtener una respuesta positiva.
También fue informado el Ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, pero la coalición SYRIZA – ANEL de derecha, ni quiere ni  puede asegurar el derecho a la  libre circulación de ciudadanos griegos en los Estados Unidos.
Al mismo tiempo, los Sindicatos de los Estados Unidos enviaron una carta de protesta al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Tillerson, sin una solución positiva hasta la fecha.

En todas estas acciones legítimas que hemos estado haciendo para obtener el visado, la respuesta de las autoridades competentes de los Estados Unidos fue dirigirnos al servicio “Terrorist Travel” “organizaciones terroristas”.

Métodos provocadores e inaceptables. La FSM es una organización sindical internacional  masiva, de clase, con más de 92 millones de miembros en 126 países del mundo. Desde su creación en octubre de 1945 hasta hoy, su historia es pública y conocida. Nunca se inclinó ante los imperialistas. Nunca se inclinó antes las multinacionales. Tampoco ahora va a vender su historia.

Al mismo tiempo, esta prohibición de ingresar a los EEUU al Secretario General de la FSM,  pone de relieve otro problema ¿Cómo garantizar el funcionamiento de las organizaciones internacionales en los EE.UU., donde el gobierno define arbitrariamente reglas antidemocráticas y restricciones sobre la expedición de visados? 
Esperamos con interés la posición de los departamentos pertinentes de Naciones Unidas en este tema, ya que la FSM tiene representación permanente ante la ONU y se está prohibiendo la entrada al país a su Secretario General y legítimo portavoz.
En base a todo esto, solicitamos el visado legítimo para  el Secretario General de la FSM y detener la discriminación contra lo representantes de la FSM.

Aseguramos a los trabajadores estadounidenses que independientemente de las dificultades y obstáculos, la FSM estará junto a ellos en sus justas luchas.

El internacionalismo y la solidaridad son las armas invencibles de los trabajadores y los pueblos.

EL SECRETARIADO


Noticia extraída de la web de la Coordinadora Sindical de Clase