Compartir

Desde la Secretaría Internacional de la juventud hemos contactado con STAËRCK Gilliatt, Gerente Nacional JRCF, para que nos responda a unas preguntas:

[UyL] En primer lugar, nos gustaría agradecer a la juventud del Renacimiento Comunista de Francia por hacer esta entrevista.

Y agradecemos al movimiento de la Juventud del PCPE por sus preguntas y esperamos que las respuestas aportadas sean claras para los camaradas y lectores españoles.

[UyL] En los últimos años, ha habido grandes manifestaciones y huelgas generales en Francia por medidas antiobreras que el gobierno de Macron ha hecho, ¿cuál es la situación de los jóvenes trabajadores en Francia? ¿Cómo afecta la reforma laboral de Macron a los jóvenes trabajadores franceses?

La situación social, para la mayoría de los jóvenes franceses, es crítica. Una gran parte de los estudiantes trabaja en restaurantes, supermercados y sector servicios en general. Su trabajo es necesario para poder alojarse y alimentarse, lo que incide en sus estudios. El descubrimiento del mundo del trabajo, además de la necesidad de dinero, hace que estos jóvenes estudiantes, trabajadores motivados, buenos empleados están listos para realizar cualquier tarea en cualquier momento a cualquier hora, poco interesados en el sindicalismo y por lo tanto en una posición débil con respecto a la patronal. La mayoría de las veces, a los jóvenes aprendices se les paga una miseria para aprender su oficio, una profesión que ejercen plenamente e igual como los empleados mayores. Estos jóvenes aprendices no disfrutan del estatus de empleado ,no están bien protegidos y las obligaciones de la patronal hacia ellos son mucho menores.

 La nueva contrarreforma del trabajo, que el presidente Macron desea sacar, es sinónimo de regresión social y desarme de la clase trabajadora, para los jóvenes y no tan jóvenes. Esta contrarreforma, entre otras cosas, facilitará el despido y la creación de contratos precarios. Basta con decir que la pobreza de los jóvenes, especialmente los hijos e hijas de las familias trabajadoras que ya se vieron afectados por el desempleo prolongado, explotará.

[UyL] ¿Cuál es la situación de los jóvenes trabajadores en los sindicatos y su nivel de lucha?

El y la joven estudiante francés/sa todavía muy fuertemente movilizada, sindicalizado y consciente de que la lucha es necesaria, pero está claro que la desaparición del campo político real PCF ha hecho perder la brújula ideológica necesaria hoy más que nunca para esta juventud, dejándolos/las en manos de las ideologías eurocomunistas, euro- trotskistas o "libertarias".

Pocos trabajadores jóvenes están sindicalizados, lamentablemente, por las mismas razones del colapso ideológico del sindicalismo, en paralelo con el PCF. Sin embargo, la ira está presente, y los jóvenes de la clase obrera francesa son conscientes de que el gobierno de Macron no les sirve y nunca les servirá. Sobre todo, para nosotros y los verdaderos comunistas franceses, hay un trabajo de organización y canalización de la ira, hacia el mismo enemigo, de la juventud trabajadora y estudiantil.

[UyL] ¿Cuáles son las principales dificultades que estás liderando en el JRCF?

Estamos lo más posible sobre los campos que afectan a los jóvenes estudiantes y asalariados. Estamos en el frente ahora mismo, con nuestros medios, con estudiantes y profesores que luchan contra una nueva reforma del bachillerato y el acceso a la Universidad. Esta otra contrarreforma desmantelará la unidad del país en términos de diploma. Nos estamos moviendo hacia un sistema donde un diploma adquirido en París, por ejemplo, no tendrá el mismo valor a los ojos de los patrones como si se adquiriera en otra región de Francia.

Y, por supuesto, todavía estamos a la ofensiva para avanzar en la necesaria salida de nuestro país de la UE, el euro y la OTAN para llevarlo por la vía socialista.

[UyL] Habéis abierto una campaña contra la Unión Europea, ¿cuál es tu opinión sobre la UE y el papel que juega Francia?

La UE es una organización capitalista supranacional, construida y administrada por ellos y para que sirvan a sus crecientes monopolios. Esta dictadura pura del Capital se hace, por supuesto, en detrimento de los pueblos y trabajadores de las naciones europeas, aplastándolas para asegurar cada vez más su poder y aumentar sus ganancias. Los gobiernos franceses, que han estado en la UE durante mucho tiempo, han hecho todo lo posible para desindustrializar a nuestro país, creando una tasa de desempleo alarmante. Este alto desempleo permite a la patronal chantajear al obrero y el gobierno pretende romper las conquistas sociales del siglo XX.

La Francia obrera tendrá que desempeñar uno de los papeles más importantes en su historia, la de sacar a nuestro país de la UE y el euro; de lo contrario, seremos condenados a horas de oscuridad, encadenados a esta prisión de pueblos.

Secretaría Internacional J-PCPE