Compartir

Los medios de comunicación sirven a sus amos en la creación del consenso social para perpetuar el sistema capitalista. Para ello tergiversan la información y utilizan temas para desviar la atención de otros más incómodos.

Hace unos meses Venezuela fue el monotema de los informativos. Cuando la derrota de sus patrocinados se hizo evidente, encontraron un nuevo filón en Catalunya. Con la demonización de la lucha de dos pueblos, se ha tratado de difuminar las propias vergüenzas.

Este artículo mencionará algunos hechos recientes que, pese a su importancia, han pasado casi desapercibidos, eclipsados por la propaganda oficial sobre el “procés”, para mostrar como el derecho del pueblo catalán a la autodeterminación se ha manipulado para ocultar otros asuntos.

Uno de ellos ha sido el aumento de la represión, al que se dedica otro artículo en este número de UyL. También se ha visto la impunidad con que actúan los grupos fascistas y su implantación en los aparatos del Estado.

Respecto a la corrupción, el caso Gürtel ha seguido arrojando pruebas sobre la del PP y la participación en ella de sus máximos dirigentes. El Inspector Jefe de la UDEF ha declarado que el presidente del gobierno ha cobrado en sobre de dinero negro procedente de esa trama corrupta. En los papeles de Luis el cabrón han aparecido, entre otras, entregas a un enigmático M. Rajoy que nadie parece querer saber quién es. Catalunya está sirviendo como cortina de humo sobre la corrupción sistémica, que afecta a las principales fuerzas políticas y empresas del país.

Los recortes tampoco cesan y, pese a la precariedad de los servicios públicos, se mantienen para los próximos años. El proyecto de PGE para 2018 vuelve a recortar el gasto en Sanidad, Educación y protección social, para cumplir el Plan de Estabilidad 2017-2020 comprometido con la Unión Europea. La tabla indica la evolución de estas partidas en relación con el PIB:

 

2015

2016

2017

2018

Educación

4,1%

4,0%

3,9%

3,8%

Sanidad

6,2%

6,1%

6,0%

5,8%

Protección social

17,1%

16,8%

16,5%

16,2%

Como ejemplo de lo que supondrá, en 2018 se gastarán 567 millones de euros menos en Educación que en 2017, tras recortar miles de millones.

Frente a esto, se anuncian 2.000 millones en 2018 para rescatar autopistas privadas. También se aumenta el gasto militar para situarlo, como exigió Trump en la cumbre de la OTAN, en un mínimo del 2% del PIB. En esa línea, en la visita de Rajoy a Trump, días antes del Referéndum catalán, se anunció la compra de 60 cazas F-35, con un coste de unos 6.000 millones de euros, que sería el precio a pagar por unas confusas declaraciones sobre la independencia catalana.

También el monotema catalán ha eclipsado otras noticias, como el descenso del 0,8% del salario medio bruto en 2016. Si ya desde el inicio de la crisis capitalista los salarios habían perdido más del 10% de capacidad adquisitiva, el nuevo dato es especialmente grave, por cuanto supone una pérdida en términos absolutos, no solo por no alcanzar el aumento del IPC.

Otras informaciones recientes demuestran el aumento de la explotación en el Estado Español. Un reciente informe de la UE confirma a España como el Estado miembro con mayor desigualdad social, líder también en abandono escolar y en jóvenes en riesgo de exclusión social.

Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, muestran un aumento de la siniestralidad laboral. En el periodo de octubre de 2016 a septiembre de 2017, se han registrado 489.801 accidentes laborales, casi 15.000 más que el año anterior. De éstos, los mortales fueron 13 más, pasando a 486.

Un reciente informe de la OIT sitúa a España como segundo país de toda Europa, detrás de Polonia, en el uso de lo que denomina “empleo atípico”, es decir, contratos precarios, a tiempo parcial o a través de ETTs.

Sobre las pensiones, que continúan perdiendo poder adquisitivo año tras año, el gobierno ha lanzado el globo sonda de la supresión de las pagas extraordinarias, lo que supondría un descenso de más del 14% de la cuantía de las pensiones.

 

Con la exaltación del nacionalismo españolista se han querido esconder muchas cosas, pero la realidad es la que es y no se podrá manipular indefinidamente.

Paco Tendero