Compartir

No fue por casualidad, ni por ninguna circunstancia ajena a nuestro control, simple y llanamente fue porque una vez más la militancia y nuestros amigos y amigas respondieron a la llamada del Partido. Ese el valor fundamental del PCPE y jamás nos cansaremos de decirlo: Su militancia y el entorno político labrado durante décadas de intenso y consecuente trabajo de masas. Esa es la fortaleza del PCPE y nuestra garantía de proyección presente y futura.

Una jornada inolvidable, que para muchos se quedó corta, y en la que la sucesión calculada y ordenada de intervenciones y actuaciones que durante 3 horas coordinó la Mesa del acto, mantuvieron la atención permanente del público por su alto valor político y/o artístico. No era un reto fácil, pero fue uno más de los que ese día se demostró que con planificación y conexión con las inquietudes y necesidades inmediatas de la militancia y de los asistentes en general se pueden conseguir.

La causa merecía el esfuerzo

Conmemorábamos el Centenario de la Gran Revolución de Octubre y el PCPE y sus Juventudes no podíamos concebir otro acto que no lograse ser el que, al menos hasta ahora, es sin duda la actividad política más importante realizada en España en Homenaje al pueblo trabajador ruso que, bajo el liderazgo de Lenin y el POSD (b), hace ahora 100 años, fue capaz como tan magistralmente definió John Reed, de hacer estremecerse al mundo.

Lo hicimos desde el orgullo de haber sido el Partido de los prosoviéticos y prosoviéticas, desde el honor de haber sido el único partido que supo interpretar correctamente lo que era ser revolucionario e internacionalista en el siglo XX y lo hizo de la única manera que consecuentemente se podía hacer: Siendo solidarios con la Unión Soviética en todo momento.

El acto.

Empezó puntual como estaba programado y porque nadie esperó a última hora para llegar. Solo la cola en la mesa de materiales y propaganda gestionada por los camaradas Cristóbal y Pepa nos hizo que, como en el cine antiguamente, se tuvieran que dar tres avisos para conseguir llenar la totalidad de las 400 butacas del Ateneo.

El sonido y la imagen dispuesta para retransmitir en directo a los cientos de camaradas que por una u otra razón no pudieron trasladarse a Madrid y que, junto a otros tantos simpatizantes y amigos, multiplicaron la asistencia en directo al acto. ¡Qué gran fortuna contar con camaradas que con poco más que un cable y una pequeña cámara de grabación son capaces de conectarnos con el mundo en directo! La radio Alacontra también se conectó y retransmitió en directo y ayudó a gestionar para UyL buena parte de las entrevistas realizadas a los y las participantes. Todo un poco estresante por el poco tiempo de montaje y “asalto” a los y las entrevistadas, pero, sin duda, un aprendizaje más que para la próxima vez nos permitirá no repetir los errores.

Empezó como no podía ser de otra manera, con el saludo de la organización de Madrid. Fue el camarada Eduardo Vecino en nombre de la Gestora que ya trabaja firme y decididamente por dar continuidad a la X Conferencia regional en la que se puso freno al intento de liquidación protagonizado por quienes después se demostró a las claras que formaban parte activa de una fracción y hoy mendigan su miserable existencia bajo las sombras del reformismo más decadente. El trabajo de Madrid, convocando a centenares de asistentes solo tiene un calificativo: Excepcional. Ayudó la cartelería y el buen trabajo realizado en las rr.ss por los responsables centrales, pero sin duda esta amplia convocatoria de Madrid es fruto del reconocimiento que ya hoy empezamos a recuperar.

Le siguieron representantes de colectivos obreros en lucha: los CUO informando de la constitución del CUO de la seguridad privada en Gran Canaria, la compañera de las Kelis hablando de su lucha y de las condiciones de sobre explotación en la que son obligadas a trabajar padeciendo subcontratación y sueldos muy por debajo del convenio; igual escenario de miseria y brutalidad patronal nos describieron los compañeros de la lucha de los Call Center por un salario y unas condiciones laborales como mínimo igual que las de las grandes multinacionales de banca, energía, seguros…para las que trabajan. También las compañeras del conflicto de residencias en Bizkaia con sus más de 365 días de huelga nos contaron su experiencia y como siguen firmes y decididas a seguir en la lucha hasta la victoria. Todos ellos y ellas un ejemplo de como hoy, igual que lo fue en 1917, la lucha de clases sigue siendo el verdadero motor de la Historia.

Y hablando de imperialismo y su violencia tuvimos la oportunidad de escuchar las palabras del Tribunal Permanente de los Pueblos contra la Guerra Imperialista y la OTAN, en un alegato por la unidad de base y combativa de todas las personas y organizaciones dispuestas a coordinar sus fuerzas en un amplio Frente Antiimperialista que haga de la lucha por la Paz y del Internacionalismo bandera de la necesaria transformación social que necesita la Humanidad.

Siguió la lectura de algunos de los muchos saludos que nos remitieron partidos hermanos haciendo votos por la necesaria implicación de todos en la imprescindible unidad del movimiento comunista internacional para alcanzar el objetivo histórico de, nuevamente, estar a la altura de las circunstancias que nos impone la lucha de clases. Tras los aplausos que los asistentes brindaron a las palabras de estos partidos, la sala estalló repetidas veces con las palabras del compañero Mario Isea -Embajador en España de la República Bolivariana de Venezuela, con la compañera Adelys Consejera de la Embajada de la República de Cuba y con el compañero So que dio lectura a un texto en nombre del CC del Partido del Trabajo de Corea. Octubre fue internacionalismo y el Ateneo de Madrid durante unas horas también lo fue. Esos valores que también representó el Che, del que conmemorábamos también el 50 Aniversario de su asesinato, estuvieron presentes en todo momento y describen con claridad como la más alta categoría que puede alcanzar el ser humano es la de ser revolucionario.

Sabiendo que no hay Revolución sin Cultura, la nuestra, la que somos capaces de generar quienes todo lo producimos, el acto contó con la inmensa presencia de los compañeros Orlis Pineda, Efrain de la Vallekana Sound e Ismael de la Torre que no solo supieron animarnos, sino que de no ser por lo apretado del horario y las butacas, a más de uno nos hubiera arrancado a bailar.

Finalmente las intervenciones de los miembros del CC, Lola Jiménez y Julio Díaz, hablando de las conquistas de Octubre, muy especialmente de las relativas al papel protagónico de la mujer por parte de la camarada Lola y del papel de la Vanguardia articulada en un Partido de Nuevo Tipo el camarada Julio, dieron paso a la intervención de nuestro Secretario General, el camarada Carmelo Suárez, quien en una brillante y pedagógica intervención analizó el capitalismo de hoy y situó los retos que, mirando al espejo de Octubre, a todos los niveles tenemos los y las comunistas por delante jugando el papel histórico que nos corresponde.

Finalizamos el acto con el canto de La Internacional y entre alguna que otra lágrima emocionada que correspondía a la trascendencia del momento, nos despedimos entre camaradas y amigos dándonos cita para el próximo reto que, de acuerdo a las necesidades del desarrollo de la lucha de clases y del Partido, nos marque nuestro Comité Central.