Compartir

Las duras y violentas arremetidas de la burguesía a la clase obrera en general se han acrecentado en número y magnitud en los últimos meses. Uno de los sectores que pasa actualmente por el que puede considerarse de los momentos más duros desde la creación de la figura que lo constituye es el sector de la seguridad privada. La negativa de empresas esclavistas y caciquiles a aceptar el convenio nacional, aplicando convenios de empresa en los que la pérdida salarial se sitúa entre los 300 y los 500 euros con respecto al nacional, las persecuciones sindicales y los despidos "a dedo", se han convertido en la gran excusa de empresas mayores para negociar a la baja el convenio colectivo nacional, llevando cada vez más este sector a la miseria. Las jornadas laborales interminables que no respetan el descanso de los trabajadores, la incompatibilidad de la vida laboral y familiar y las presiones de los empresarios sin escrúpulos han conseguido que aumenten las bajas laborales por motivos de ansiedad y depresión.

En Gran Canaria, los vigilantes de seguridad estamos hartos de esta situación, no podemos seguir consintiendo que los caciques, con toda la ayuda de los gobiernos, golpeen una y otra vez a los trabajadores y trabajadoras, que dejen familias enteras en riesgo de exclusión social al no pagar los sueldos que los trabajadores han ganado muchas veces a costa de su propia salud. Por esta razón hemos decidido que ya es hora de unirnos para luchar, para demostrar que juntos somos invencibles y que no vamos a dejar que se juegue con la vida de los trabajadores y trabajadoras y sus familias.

El pasado día 02 de agosto tuvo lugar la constitución de los CUO de Seguridad Privada de Gran Canaria y, ya en la segunda reunión que mantuvimos dos semanas después, veíamos como el número de asistentes crecía a más del doble. La clase obrera, ahora más que nunca, debe estar unida para poder luchar por sus derechos y recuperar lo que la patronal nos arrebata sin ningún tipo de piedad.

Desde los CUO de Seguridad Privada en Gran Canaria, animamos a los colectivos de trabajadores a que se organicen y luchen por un presente y un futuro digno para la clase obrera.

Unidos somos fuertes, organizados invencibles.

Judit