Compartir

HACIA EL FRENTE OBRERO Y POPULAR AL SOCIALISMO

Este pasado martes 27 de junio, se celebró la programada asamblea vecinal en la calle Cantabria esquina Rambla Guipúzcoa, del barcelonés distrito obrero de Sant Martí, convocada por la Assemblea de dicho distrito. Una asamblea que se convocó una semana antes por redes sociales y sobre todo por el reparto y explicación a pie de calle de miles de octavillas, conversando y dialogando con los vecinos y vecinas: buzoneando y acudiendo a casales, residencias, comercios, mercados…allí donde están las gentes que han de participar.

El tema prácticamente monográfico inicialmente previsto, todos los problemas relacionados con la vivienda, quizás la máxima expresión del bestialismo capitalista en nuestros barrios, pronto se vio inundado por una alta participación tanto cuantitativa como cualitativa, y se sumaron más temas que los propios vecinos y vecinas se encargaron de plantear.

Efectivamente, contamos con la presencia de parte de la Junta Directiva del Casal de Gente Mayor de Sant Martí, que explicaron en asamblea como “nos están robando las pensiones estos chorizos capitalistas”, pensiones que son “fruto de nuestro trabajo, de la parte del salario que teníamos que disfrutar al jubilarnos o no poder trabajar por causa de fuerza mayor”, cosa que provoca un “robo doble o triple”; también participaron parte de la sección sindical de CNT de los albergues municipales de Barcelona (“comedores sociales”), los cuales denunciaron la falta de recursos públicos para, literalmente, “dar de comer” a los usuarios, y denunciaron, así mismo, “que el Ajuntament había otorgado la concesión municipal de los albergues, a empresas privadas, entre ellas, a Clece (Grupo ACS, presidido por Florentino Pérez)”. Es decir, se está haciendo negocio a costa de una necesidad vital, concedido este negocio por el reformismo caritativo-cristiano de Ada Colau.

También contamos con trabajadores de Correos en precario y vecinos varios que cogieron el micrófono sencillamente para denunciar al Capital, sus recortes y sus mentiras.

El tema de vivienda dio paso a 3 compañeras con problemas que acudieron a la Comisión de Vivienda de la misma, en la cual se denunció el intento de rescindir el alquiler de renta antigua a 2 de ellas, llegando incluso a la falsificación documental y el “mobbing” para convertir el piso tradicional en un piso turístico gestionado por una empresa especializada. Otro caso es de desahucio bancario. Estos 3 casos serán llevados al equipo jurídico de la Assemblea.

Se realizó una denuncia brutal, con datos objetivos (expuestos ya en UyL anterior) y nuevas informaciones sobre cómo se está traficando con el derecho a la vivienda; se acordó realizar una visita reivindicativa a la Oficina de Vivienda del Ajuntament de Barcelona en breve y reunirnos con sus directivos y buscar soluciones -que en el caso de las compañeras citadas llevan más de un año en espera sin haberse podido reunir con nadie-.

La asamblea vinculó todos los casos expuestos a la crisis del capitalismo, a su incontenible voracidad, a su maquiavélico funcionamiento: se expuso a estas realidades la necesidad de coordinar luchas en un frente único, empezando a debatir sobre qué modelo de servicios públicos y qué modelos de derechos sociales precisamos, con el propósito en el horizonte de la acumulación de fuerzas consciente, mediante la reivindicación de la Huelga General abiertamente política.

Las gestorías del Capital incluyen, para los compañeros y compañeras de la Assemblea al Govern Municipal de Colau. Y una vez cerrada la asamblea, los acuerdos se pondrán negro sobre blanco para ir preparando en lo inmediato soluciones a los casos de las compañeras amenazadas de desahucio (que incluyen la movilización vecinal) y a medio plazo, pasado este verano las jornadas acordadas y las múltiples actividades previstas de concienciación en el barrio y fuera de él.

Alex de la Fuente