Compartir

Desde el pasado 17 de Abril más de 1.500 presos políticos palestinos comenzaron una huelga de hambre, entre ellos Ahmad Sa`dat, Secretario General del Frente Popular de Liberación de Palestina.

UyL: Estamos en el segundo mes de huelga de hambre, y aumenta el peligro para la vida de los activistas, en primer lugar: ¿cómo se encuentran físicamente los prisioneros?.

Normalmente la situación de los presos palestinos es muy mala por las terribles condiciones a que están sometidos, vejaciones, tortura física y psíquica, falta de comida. Con la huelga de hambre, la huelga de la dignidad y de la libertad, su situación física está empeorando, algunos presos han perdido más de 12 kg, sufren bajada de tensión, dolores de cabeza mareos y las autoridades israelíes les impiden ir a los hospitales. Situación inhumana, son prácticas fascistas impuestas a personas que viven bajo la ocupación

UyL: Es la huelga de hambre con más seguimiento de la historia, ¿qué capacidad de lucha tiene hoy el pueblo palestino?

El pueblo palestino ha demostrado a lo largo de su historia que es un pueblo luchador, desde los primeros momentos de la ocupación británica se levantó reivindicado su derecho a la autodeterminación, desde la Declaración de Balfour, y nuestro pueblo sigue en pie luchando contra la barbarie sionista e imperialista. Nuestro pueblo salió a la calle enfrentándose a la ocupación apoyando las justas reivindicaciones de sus hijos, que son luchadores por la libertad. En estas manifestaciones de apoyo, el Estado israelí asesinó a dos jóvenes hace dos días, lamentablemente nos encontramos con una Autoridad Nacional Palestina que sigue coordinando sus cuerpos de seguridad con el ocupante. Si luchas, entonces vivirás, la revolución palestina es la vida, todos los aspectos de la vida

UyL: ¿Qué reivindican los prisioneros palestinos?

Miles de prisioneros palestinos están llevando a cabo desde el 17 de abril, día nacional del preso palestino, una huelga de hambre masiva, en las cárceles del Estado fabricado llamado Israel

Esta huelga se produce después de una larga serie de huelgas individuales y parciales, como el caso de Bilal Kayed, que llevó a cabo una huelga de hambre durante 71 días, a raíz de la persistente negativa de las autoridades de ocupación a mejorar las condiciones de vida de los prisioneros palestinos, privándoles de los más elementales derechos humanos, quitando toda esperanza de mejora de sus condiciones.

Esta huelga de hambre se caracteriza por la participación de numerosos líderes políticos, como el líder de Al Fatah en Cisjordania, Marwan Al Barghouti, y el Secretario General del Frente Popular Para la Liberación de Palestina, Ahmad Saadat, y de miles de presos que reivindican una serie de derechos básicos, como la atención médica, recibir suficiente comida, las visitas de los familiares, la anulación del aislamiento , además del fin de la política de detenciones administrativas, masivas y totalmente arbitrarias. Acabar con la prohibición de que los presos cursen estudios superiores. Acabar con la política de castigo colectivo, incluyendo la negación de las visitas y la imposición de multas económicas a los presos. Acabar con la política de registros nocturnos injustificados en las celdas de los presos y vejaciones. Acabar con la política de esposar las manos y encadenar las piernas de los presos durante las visitas de sus familiares y abogados. Mejorar las condiciones sanitarias de cientos de presos enfermos y proporcionarles los tratamientos médicos que necesitan.

UyL: ¿Dónde están encarcelados?

Hay un mapa de una institución palestina, se llama ADDAMEER, donde explica, y de forma muy detallada, dónde están todos los centros de detención, cárceles, centro de interrogatorios y tortura. Por lo que se sabe, hay 28 centros, además de prisiones secretas. Retienen los cadáveres de nuestra gente en prisiones como forma de castigo a las familias. Las peores prisiones son la del sur, en el Negev, donde la temperatura llega a 45 grados

UyL: ¿Han podido visitar los abogados a los prisioneros?

El 14 de este mes la abogada de ADDAMEER, Farah Biadsa, consiguió visitar al Secretario General del FPLP, Ahmad Saadat, en la cárcel de Ohlikdar, lo entrevistó esposado y encadenado, con signos de fatiga, aspecto pálido y amarillento. En esta huelga ha perdido 10 kg de peso, pesa ahora 65 kg. Comentó nuestro dirigente que las autoridades israelíes los están trasladando de una cárcel a otra para debilitar la huelga y hacerla fracasar. A pesar del drama que está viviendo, Ahmad Saadat sigue con la sonrisa y su sentido del humor. Afirmó que los israelíes no pueden con el espíritu de lucha de nuestros presos y seguiremos en esta huelga hasta conseguir nuestros legítimos derechos.

UyL: Los palestinos, son el único pueblo que tiene un número importante de sus dirigentes encarcelados, es decir, ¿viven en una clandestinidad constante?

El pueblo palestino está sufriendo la aniquilación, la limpieza étnica, el genocidio y la eliminación de la faz de la tierra. En 1948, cuando se fabricó el Estado de Israel, trocearon a mi pueblo en tres partes, refugiados, árabes israelíes y en palestinos. Lo que está pasando no tiene nombre. Ante esta situación tan terrible nosotros recurrimos a la resistencia, porque es el único medio para defendernos y proteger a nuestro pueblo. Es vergonzoso lo que hay en este mundo. La lucha es muy difícil especialmente ante un enemigo que está protegido por EEUU y la Unión Europea. Nuestra lucha lleva en su seno la misma lucha que llevó el pueblo sudafricano y la resistencia en contra del nazismo.

UyL: ¿Qué repercusión política tendrá para Israel el hecho de que puedan morir palestinos en sus cárceles en esta huelga de hambre?

Israel anda a sus anchas, no respeta nada ni a nadie. Esto solo puede pasar por la complicidad de la llamada comunidad internacional. Porque no se aplican las sanciones contra este Estado fascista, acaso por ser el hijo predilecto de este Occidente imperialista. Todos los pueblos del mundo nos están apoyando, vamos a vencer, nuestra causa es justa y triunfará

UyL: Esta acción está siendo ignorada en los medios de comunicación, apenas una nota para decir que un prisionero murió hace unos días, sin embargo, el pueblo palestino se moviliza, ¿cómo están viviendo estos días?

Los medios de comunicación occidentales tergiversan los hechos. Basta con desobedecer a la política occidental para que te consideren terrorista, cuando sólo defiendes a tu pueblo de las agresiones de un Estado que pisotea los derechos humanos y la legalidad internacional. Para ellos, el palestino preso, torturado o muerto vale “menos que la bala que los mata”. Ante esta situación, sólo nos queda la resistencia en todas sus formas y, al mundo, apoyarnos y llevar el boicot a cabo. Lo demás, es hacerse cómplice del exterminio de nuestro pueblo.

Teresa Pantoja