Compartir

En este 2017 se cumplen 100 años de la gran Revolución Socialista de Octubre, cuando, por primera vez en la historia la clase obrera toma el poder y da comienzo a la construcción de la nueva sociedad socialista.

Bajo el impulso de la Revolución, dirigida por V.I. Lenin, se destruyó en Rusia la base material de la vieja sociedad capitalista, y las trabajadoras y los trabajadores empezaron a vivir en una sociedad libre, y a conquistar los derechos que el capitalismo siempre les negó.

La Revolución tuvo que enfrentar retos gigantescos, de los que salió victoriosa bajo la conducción del PCUS, y con el protagonismo de las masas obreras revolucionarias organizadas. La URSS derrotó, en una lucha de heroísmo inigualable, al nazifascimo alemán, y demostró la clara superioridad de la nueva sociedad que se construía en la Unión Soviética.

Bajo el impulso de la Revolución de Octubre cayó el sistema colonial mundial, y los pueblos se fueron liberando de ese sistema de dominación. Las derrotas de finales del S. XX nos colocan ante nuevos aprendizajes, y el reto, cien años después, de protagonizar nuestro propio proceso revolucionario ¡VENCEREMOS