Compartir

Mariano Fuentes, delegado de CCOO decidió pelear por su puesto de trabajo, y le ha ganado a una multinacional como BIMBO. Pero la pelea no ha terminado. 

En febrero de 2011 BIMBO planteó un ERE con el despido de 720 trabajadores en la empresa y la destrucción de la representación sindical, desde ese momento, se iniciaron las movilizaciones para garantizar un proceso de negociación que permitiese afrontarlo en condiciones de defender el empleo, no solo subir las indemnizaciones. Se estudió la figura del TRADE (Trabajador Dependiente Económicamente) firmando un acuerdo con BIMBO que les garantizase las mismas condiciones que las establecidas en convenio, y pactando un sistema de representación sindical basado en la afiliación a sindicato u organización, de esta forma mantienen una estructura sindical estable. No era lo mejor, pero se consiguió mantener el empleo y las condiciones; sin embargo, perdieron su relación laboral con BIMBO, ahora son autónomos, y ya sabe, si no quieres caer enfermo, hazte autónomo.

Esta situación no terminó de convencer a BIMBO ya que ahora tenía afiliada a la totalidad de los TRADE si querían mantener sus condiciones, por lo que la Dirección ha tratado de ir vaciando de contenido el acuerdo, devaluándolo con firmas parciales con UGT. Esta situación incomprensible es la que motivó que Mariano, como responsable de CCOO en los TRADE de BIMBO denunciase, yendo cada día a los distintos centros de trabajo a explicar la postura de presión de la empresa y la connivencia con UGT.

En el mes de julio, Unidad y Lucha entrevistaba a Mariano Fuentes ante su despido, y el compañero nos dejaba claro que el despido se producía para poder vaciar de contenido el acuerdo alcanzado en su día. El capitalismo, para seguir expandiendo su ambición, necesita rebajar las condiciones de las y los trabajadores. Así salen ellos de su crisis, haciendo pobre a la clase obrera.

No ha sido un despido donde solo se utilizasen las vías jurídicas, se ha estado en la calle y, en diferentes provincias, los TRADE de BIMBO se han manifestado desde el momento en el que BIMBO arremete contra el representante de las y los trabajadores. Manifestación el 1 de mayo, concentraciones y manifestaciones en distintas sedes de BIMBO, apoyo en el acto de conciliación, más manifestaciones frente a BIMBO, y llegó el día del juicio, donde muchos compañeros estábamos en la puerta del juzgado, dando apoyo y solidaridad a Mariano.

Finalizábamos el artículo de julio diciendo: No hay mucho margen para encontrar justicia de clase en los tribunales burgueses, pero si a la acción jurídica se le suma la movilización y la solidaridad obrera, lograr pronunciamientos favorables a intereses de trabajadoras y trabajadores es más factible. Así ha sido. BIMBO quiso pactar antes de entrar a juicio, pero Mariano no estaba dispuesto a dejar de lado a sus compañeros y compañeras. Le ofrecieron dinero, bastante, también le ofrecieron una prejubilación, pero prefirió entrar a juicio, que se conociera lo que BIMBO pretendía con la aquiescencia de UGT, y GANÓ.

La sentencia es muy clarificadora, dice así: “Debo declarar y declaro la NULIDAD de la resolución de la relación mercantil TRADE de fecha 15 de abril condenando a la demandada BIMBO SAU a la reposición del actor en las condiciones profesionales anteriores a la resolución, con el abono de las retribuciones dejadas de percibir desde la fecha de rescisión hasta la efectiva reposición, debiendo abonar, así mismo, al actor, la indemnización adicional de 18.000 euros.”

Pero BIMBO está rabiosa, al día siguiente de conocer la sentencia condenatoria lo pagó despidiendo a un TRADE que no se acobardó y fue a declarar al juicio. El compañero despedido sabe que contará con el apoyo de su sindicato y también de los y las comunistas del PCPE y los CJC y los Comités para la Unidad Obrera, que acudirán allí donde se nos llame para defender un puesto de trabajo. Esta nueva historia la contaremos en otro número del periódico de la clase obrera.