Compartir

En memoria de Paulos Fyssas

“Camarada, ciudadano, hermano partisano, nos encontramos en estos días tristes de nuevo en Reggio Emilia, de nuevo allí en Sicilia, son muertos camaradas a manos de los fascistas. De nuevo, sobre Italia entera el viento aúlla y la tormenta sopla.”

Así se decía la famosa canción popular de Fausto Amodei. El autor la compuso mientras estaba en el servicio militar en homenaje a los desafortunados hechos de julio de 1960 donde la represión de las manifestaciones antifascistas contra el gobierno Tambroni dejó muertos en Reggio Emilia a Ovidio Franchi, Lauro Farioli, Emilio Reverberi, Marino Serri y Afro Tondelli.

La muerte del camarada Paulos Fyssas, a manos del vil fascismo nos recuerda aquellos momentos tristes de la Italia de la posguerra, ambos culpables de haber puesto en alto los valores de la resistencia. El camarada Paulos fue apuñalado por un militante de Amanecer Dorado. Los neonazis agredieron a Paulos y a sus compañeros fuera de una cafetería; con el propósito de proteger a su novia y a otros compañeros más jóvenes, Paulos se encontró solo frente a treinta o cuarenta de sus infames agresores. Uno de ellos utilizó un cuchillo de manera traicionera sobre el cuerpo del músico y mecánico Paulos. Con el coraje y la fuerza de sus últimos momentos, él indicó la cara de su agresor haciendo que lo arrestasen, para poco después del golpe recibido, desvanecerse. El atacante, con la cobardía que a menudo caracteriza a estos crímenes, intentó en vano fugarse y ocultar las pruebas: los materiales que le comprometían, que estaban presentes en su casa, fueron escondidos en la casa del presidente de la sección local de Amanecer Dorado.

Mandamos nuestra solidaridad proletaria a la novia de Paulos, a su familia, a todos sus compañeros y a los trabajadores griegos que luchan contra las cadenas coloniales de la UE del capital y de la OTAN, contra las políticas de austeridad del gobierno griego y de sus sostenedores que dejan al país en la pobreza y lo exponen a la viles redadas de los fascistas. Paulos era un resistente, ha muerto con el coraje y la dignidad de los grandes partisanos, por el derecho de los pueblos a elegir su camino de desarrollo, contra la guerra imperialista y la explotación capitalista. Paulos Fyssas quedará siempre en los corazones de sus camaradas, que luchan y resisten. Hoy nos acercamos a estos versos italianos, los de Ladis, citado por Dimitris Koutsoumpas, secretario del Partido Comunista de Grecia (KKE): ”El fascismo no muere solo, ¡aplástalo!”

Csp-PARTIDO COMUNISTA invita al pueblo a luchar y a alzar su bandera y a movilizarse para condenar este vil acto y recordar al camarada Paulos.


Texto íntegro extraído de la web de CSP-Partito Comunista. http://www.comunistisinistrapopolare.com