Compartir

Las trabajadoras de Unilimp (Unilimp Servicios, S.L.), empresa que opera en diversos edificios de la Administración Pública como los centros penitenciarios de Castellón de la Plana y Albocàsser, la Biblioteca Rafalafena o el Servef, iniciaron el día 12 de septiembre una huelga indefinida, así como diversas concentraciones a lo largo de esta, frente a algunos de los edificios en los que la empresa presta sus servicios de limpieza.

El motivo de la huelga es el impago de, hasta ahora, más de siete meses de salarios y el secuestro de sus nóminas, lo cual ha obligado a las trabajadoras a emprender una ejemplar lucha por sus derechos laborales más básicos: el pago de su fuerza de trabajo, el cual resulta imprescindible para el mantenimiento de las administraciones públicas.

Las trabajadoras ya realizaron un parón de tres días a principios del mes de julio de 2016, que fue secundada, de forma solidaria, por el conjunto de trabajadoras y trabajadoras de la limpieza de centros públicos.

Desde el inicio de la huelga, el PCPE y los CJC hemos acudido a las concentraciones que se han realizado, como la del pasado día 12 de septiembre frente a la Biblioteca Municipal de Rafalafena, o dos días más tarde, frente al Centro Penitenciario de Castellón de la Plana. Así pues, la militancia del PCPE y de los CJC ha transmitido a las trabajadoras su solidaridad con la lucha que están llevando a cabo, y su más sincero apoyo en cada una de las acciones que decidan llevar a cabo.

El Partido Comunista de los Pueblos de España y los Colectivos de Jóvenes Comunistas, animamos a las trabajadoras en lucha de Unilimp a que no cesen de luchar hasta que no hayan alcanzado el total de sus reivindicaciones, un paso más en la elevación de su conciencia de clase hacia la sociedad en que estén en sus manos las condiciones de vida y trabajo.

¡LAS TRABAJADORAS DE UNILIMP NO TRABAJARÁN GRATIS!

¡VIVA LA LUCHA DE LAS TRABAJADORAS DE UNILIMP!