Desde hace más de 30 años el Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) junto a los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC), cada 6 de agosto, llevábamos a cabo un homenaje a dos héroes de la II República, al comunista Eduardo Suárez, elegido diputado por el Frente Popular en las elecciones del 1936 y al socialista Fernando Egea, Delegado del Gobierno de la II República en el norte de la isla, ambos fusilados el 6 de agosto de ese mismo año en el campo de concentración de La Isleta (Gran Canaria).

Sin embargo, este año, siendo conscientes de los cientos de luchadores y luchadoras canarias que dieron su vida por defender los intereses de la clase obrera durante este periodo histórico tan importante, hemos querido convertir este homenaje en una fecha clave en el calendario de nuestra memoria histórica, desarrollándolo como un acto en homenaje a los luchadores y luchadoras, héroes y heroínas que, desde la II República hasta nuestros días, entregaron su vida por la clase obrera y el pueblo canario en pro de su emancipación.

La importancia política de conmemorar cada 6 de agosto como un día de homenaje a los héroes y heroínas de la clase obrera Canaria, además de ser un aporte formidable para la construcción de la memoria colectiva del Pueblo Canario en la lucha actual, sirve para destacar el papel de estos hombres y mujeres como refuerzo en la tarea de ir construyendo el camino hacia la toma del Poder. Carmelo Suárez, en su intervención, dio lectura a una lista “inicial” de nombres -que se irá completando en futuras ediciones-, y que quiere ser un recordatorio de los cientos de hombres y mujeres homenajeados en esta actividad.

El acto que contó con una importante asistencia de más de 70 personas, entre quienes se encontraban numerosos familiares de los homenajeados, tuvo lugar en el Parque de San Telmo de la capital grancanaria, y continuó con una marcha por la calle Mayor de Triana, concluyendo con una ofrenda floral en el monumento a Juan Negrín, Presidente del Gobierno de la II República Española

Presentado por la camarada Omayra Melián, el acto comenzó con la intervención de Nora Amaro, integrante de los Colectivos de Jóvenes Comunistas, quien explicó la importancia que para los jóvenes tiene recoger el testigo de tantos y tantos luchadores, y cuales son en la actualidad los frentes de lucha para los CJC. 

A continuación intervino Francisco González, representando a la Plataforma de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo. El compañero hizo una descripción detallada de los últimos días de Eduardo Suarez y de cómo un muchacho de apenas 15 años, Domingo Valencia (presente en el acto) fue testigo de excepción de aquellos intensos días del verano del 36.

Carmelo Suarez, Secretario General del PCPE, explicó la importancia política de conmemorar cada 6 de agosto.

El homenaje entró en su recta final con la declamación poética de Lorenza Machín, sobrina de Tomás Machín. Lorenza hizo un repaso, a través de su texto “Voces”, desde su infancia hasta el día de hoy, transitando principalmente por los años de la lucha política de su familia en la clandestinidad del franquismo. Tras ella cerró el acto en el Parque de San Telmo, el canto de la Internacional.

S.I.