Compartir

En medio de una proliferación inaudita de convocatorias electorales, que expresan la incapacidad creciente de la clase dominante de dotarse de gestores políticos creíbles, han sido adelantadas, de manera precipitada y chapucera, las elecciones al Parlamento Galego.

Este adelantamiento, que ya en su día calificamos de maniobra para yugular las posibilidades de representación institucional de las fuerzas obreras y populares, se suma a las dificultades que la concurrencia a estas elecciones entraña para un partido obrero sin más brazos que los propios ni más medios económicos que las aportaciones de sus militantes.

En este contexto hemos asegurado la presentación de las candidaturas comunistas en las circunscripciones (A Coruña, Pontevedra, Ourense) con mayor número de población y mayor concentración de clase obrera. Trabajamos con el objetivo de ofrecer al máximo de trabajadores y trabajadoras la posibilidad de votar por su propio Programa de clase.

Llamamos a votar comunista porque no hay futuro en el capitalismo para nuestra clase obrera y nuestra juventud popular que no sea el de la miseria, la sobreexplotación, el paro y la emigración.

Porque no hay futuro en el capitalismo para los sectores productivos destrozados y liquidados por la Unión Europea del capital, sus directivas, sus cuotas de producción y su siniestra Política Agraria Comunitaria.

Porque los más genuinos representantes políticos del capital ya no ocultan sus intenciones de liquidar empleo, derechos, servicios básicos, industria, agricultura, y arrasar en aras del máximo beneficio la propia tierra y el mar.

Porque las fuerzas capitalistas de "rostro humano" engañan a la clase obrera prometiendo falsas ilusiones y proponiéndole alianzas interclasistas bajo dirección ajena, con el falso objetivo de un capitalismo menos depredador y administrado con más eficiencia.

El discurso sobre la "ineficacia" y la "incompetencia" de los actuales gestores políticos sirve al objetivo de encubrir el carácter criminal y bárbaro del propio capitalismo y la verdadera esencia de su dictadura de clase. Con su cohorte de intelectuales pseudoprogresistas a su servicio, quieren engañar a la clase obrera haciendo que esta confunda la naturaleza y carácter de las contradicciones existentes en el sistema podrido que se viene abajo, y que no alcance a distinguir entre ellas la contradicción fundamental, la única que une a la clase obrera, aquella de cuya resolución depende la posibilidad de resolver todas las demás. La contradicción entre capital y trabajo.

Por eso son necesarias en estas elecciones las listas comunistas, conformada por obreros, obreras, estudiantes, empleadas, parados, pensionistas, sindicalistas y miembros de los órganos representativos de los trabajadores. Las únicas listas que orgullosamente muestran en sus papeletas electorales la hoz, el martillo y la bandera roja del Trabajo.

Y es necesario que en estas elecciones, esté el Programa de clase, el Programa comunista.

Porque nuestro Programa no es un programa de gobierno paliativo para embellecer el capitalismo y dulcificar su agonía, sino un programa de combate que enlaza las reivindicaciones más directas e inmediatas de cada sector de la clase obrera y el pueblo trabajador, con el horizonte estratégico de la toma del Poder por la clase obrera.

Porque no ofrecemos falsas ilusiones sino un puesto de combate.

Porque es hora de Tomar Partido: O ellos, o nosotros.

Comunistas da Galiza- PCPE

Comité Nacional