Compartir

Entrevistamos al presidente del PC Alemán

Patrick Köbele es presidente del PC alemán (DKP) desde su XX Congreso, celebrado en 2014. Recientemente han terminado los trabajos del XXI Congreso de su Partido y Unidad y Lucha ha hablado con él para abordar algunos de los temas fundamentales aprobados por el DKP.

 

UyL: Hace poco tuvo lugar el XX Congreso del DKP. ¿Podrías presentar las principales orientaciones y las conclusiones del Congreso?

Patrik Köbele: Nuestro XXI Congreso analizó los nuevos desarrollos a nivel mundial y, sobre todo, el desarrollo de la Unión Europea y de Alemania. Con esta base se determinó la estrategia del DKP. A nivel mundial vemos que aumenta masivamente el peligro de guerras, y que las guerras se extienden por amplios territorios.

Además, vemos que el imperialismo alemán ha adquirido un papel dominante dentro de la UE y, tanto hacia dentro como hacia fuera, se vuelve cada vez más agresivo. La UE y el Euro son instrumentos de este imperialismo agresivo que está desangrando, sobre todo, a la periferia de la UE, como Grecia, España y Portugal. Para afrontar esta situación, la clase obrera alemana, el movimiento obrero en general, está muy mal preparado. El imperialismo alemán ha conseguido en los últimos años, con pequeñas concesiones, atraer a una parte de la clase obrera, sobre todo los trabajadores fijos de las grandes empresas. Les vendió la ilusión de que la colaboración con el capital alemán, la concertación social ,ayudaría a evitar la crisis. El imperialismo pudo hacer estas concesiones por las ganancias extras que extrajo de la explotación imperialista de la periferia de la UE.

Con esta base aprobamos una resolución que da prioridad en nuestro Partido a la lucha anti-imperialista y la lucha por la paz y contra la militarización. Nuestro papel en estas luchas será enfocarlas en una dirección anti-monopolista.

En otras resoluciones decidimos que nuestro Partido se presentará, en el año 2017, a las Elecciones al Parlamento federal de forma independiente, porque damos por hecho que el Partido “La Izquierda” (Die Linke) va a modificar su postura, hasta ahora consecuentemente en contra de las misiones de guerra del ejército alemán, subordinándola a la opción de participar en algún futuro Gobierno.

Tratamos el desarrollo de las fuerzas productivas y nuestro trabajo internacional. También decidimos dejar nuestro puesto de observador en el “Partido de la Izquierda Europea” (PIE). Otro tema fue el conflicto interno del Partido, y exigimos a la oposición no actuar de forma fraccional.

UyL: Vuestro cambio de relación con el PIE ha generado interés en España, ¿nos puedes comentar algo más al respecto?

PK: Ya he dicho algo, pero puedo aclarar los motivos de nuestra decisión de salir del Partido de la Izquierda Europea. Creo que la mayoría de los delegados y de las delegadas tuvo los siguientes motivos: aunque la UE es un campo de batalla de las luchas por las reformas, en su conjunto no puede transformarse en sentido progresista. La UE es, desde el principio, una obra imperialista que debe ser superada para abrir el camino de una Europa de los pueblos. El PIE es, por una parte, un compuesto estrechamente relacionado con la UE y, por otra, transmite ilusiones.

Hay un segundo motivo: el PIE está compuesto por Partidos comunistas y Partidos reformistas; es, en su conjunto, una construcción reformista, lo que se refleja también en su programa y sus estatutos. Según nuestra opinión, en muchas luchas, sobre todo en la lucha contra la guerra, contra el fascismo y por los derechos sociales y democráticos de los trabajadores y trabajadoras, tenemos que participar en alianzas con fuerzas reformistas. Esto significa que en el futuro también habrá alianzas con el PIE y sus Partidos, pero no tenemos que ser miembro del PIE para poder hacerlo.

Sobre todo, porque desde nuestro punto de vista, el PIE no favorece la colaboración entre Partidos comunistas, sino que más bien la perjudica. Hay Partidos miembros del PIE de muchos países que son competidores, o incluso enemigos, de nuestros Partidos hermanos. Así que nosotros tenemos claro que la prioridad de nuestra cooperación internacional es la colaboración con los Partidos comunistas, precisamente para sentar las bases para futuras alianzas más amplias.

UyL: En Alemania hay un debate muy vivo acerca de la cuestión de los refugiados. ¿Cuál es vuestro análisis de la situación actual y sobre que la UE firmara un acuerdo con Turquía?

PK: En primer lugar, hay que decir que la causa por la que la gente tiene que huir de sus hogares es el imperialismo con sus guerras, con la destrucción del medio ambiente y la destrucción de las bases de subsistencia de las personas.

En segundo lugar, el imperialismo aprovecha las migraciones para incrementar sus ataques sociales y, al mismo tiempo, fomenta al racismo y divide la clase obrera.

En tercer lugar, los países como Turquía se aprovechan de la situación para perseguir sus propios objetivos, por ejemplo, aniquilar la resistencia del pueblo kurdo. Pensamos que el acuerdo con Turquía es “tráfico de seres humanos” por parte de ambas partes. Los refugiados son los peones de la política imperialista.