Compartir

Sin duda la obra de Alfonso Sastre ocupa en la esfera de teatro de la segunda mitad del siglo XX un papel relevante, forma parte de los clásicos de la escena. Existe un libro escueto, acabado en 1975 y editado en 1978 cuyo título es bastante sugerente: “T.B.O.”

Un tomo que alberga estrofas que bien podrían encontrarse en la pintada de alguna esquina al acecho. Encontramos pasajes de la vida cotidiana y de la lucha política: versos escritos en la prisión de Carabanchel como el poema “Al Retrete de mi celda”; textos poéticos diversos como las seguidillas “En loor de Nuestra Señora la Sociedad de Autores”, el poema impreso clandestinamente “Rotura de Picassos en Madrid por los héroes de Cristo Rey, el soneto “Mujer correctamente fusilada”, También le dedica una página a la memoria de Julián Grimau, epistolarios desde el recinto carcelario…

 

La obra termina con aleluyas escritos en honor a la tenaz lucha del pueblo vietnamita, de cuya victoria el pasado año hizo cuarenta años el 30 de abril, cuando salieron los esbirros yanquis de Saigón . Para los pregoneros de pacotilla de la “memoria histórica” no viene mal recordar a Ho-Chi- Mihn y la derrota imperialista en Vietnam.

 

SASTRE, A . T.B.O. Editorial Zero. 1978