La paz es un estado contrario a la guerra donde no hay lucha entre dos o más partes enfrentadas. Pero ¿realmente puede existir 'la paz' con un sistema capitalista? La respuesta es rotundamente 'NO'. El capitalismo busca su propio beneficio por encima de todo y por supuesto, para conseguir sus metas, no dudará, como no duda ya, en usar la fuerza contra aquellos que se oponen a su hegemonía o no sirven a sus intereses. Llevamos viendo episodios de este tipo a lo lago de la historia: Irak, Afganistán, Siria, Libia, Libano, Yugoslavia, Vietnam, Angola, primera y segunda guerra mundial y un larguísimo etcétera.

El capitalismo, para seguir desarrollándose y mantener su estado de paz social en el seno de sus bloques imperialistas, necesita recurrir a la guerra contra los pueblos.

Tampoco podemos hablar de un estado de paz en un mundo capitalista pues, como ya hemos leido, la 'paz' es un estado de 'no lucha' entre dos o más partes enfrentadas, y ¿no es acaso la burguesia y la clase trabajadora dos partes históricamente enfrentadas? Desde luego lo son. La burguesía es quien ostenta el poder en el capitalismo, y para perpetuar este status quo y obtener beneficio, debe (y lo hace) explotar y usar la violencia contra la clase trabajadora. Los individuos de clase obrera luchamos diariamente por sobrevivir en un mundo donde cada vez es más brutal la represión, más grandes los recortes de nuestros derechos, más violenta y reaccionaria es la clase dominante ¿no es acaso una guerra declarada?¿no es por lo tanto la palabra 'paz', para estos belicistas y cínicos capitalistas, una mera herramienta que usan para convencer a las masas trabajadoras, de que sólo con sus intervenciones, recortes, controles y represión se puede lograr el tan esperado estado de paz? Lo es, y así lo demuestran cuando en nombre de esta, lanzan sus brutales ataques contra pueblos indefensos, pueblos soberanos o cuando aprueban en sus parlamentos burgueses amparados por la dictadura del capital, recortar nuestros derechos y acentuar la represión contra nuestra clase. En otras palabras, lo que buscan no es una paz en abstracto, sino su paz. La paz que les garantiza su estado de dominación como clase.

Vemos pues que paz y capitalismo son una contradicción dialéctica absoluta y no podrán converger por mucho que se viole la palabra 'paz' en los discursos belicistas de la burguesía o desde posiciones izquierdistas y oportunistas.

Por lo tanto, la única forma de alcanzar la verdadera paz empieza con la lucha de  clases. Empieza derrotando a la burguesía y al capitalismo y se hará presente cuando esa lucha haya acabado, cuando no haya burguesía porque haya sido derrotada en su totalidad y todo atisbo de poder individualista y capitalista sea ya un mito. Entonces, cuando un o una comunista alza la bandera del proletariado y canta consignas por la paz, es objetivo decir, que es el único que dice la verdad, que es el único que realmente busca el estado de paz que tanto necesita nuestra clase,  y para ello, es inevitable la lucha de clases.

¡NI GUERRA ENTRE PUEBLOS NI PAZ ENTRE CLASES!

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021