Compartir

Por tercer año consecutivo, la FSM (Federación Sindical Mundial), ha convocado una Jornada de Lucha Internacional en dicha fecha, la de la creación de la FSM el año 1945. Están convocados a participar en ella todos los sindicatos de clase del planeta, y las organizaciones diversas que se van sumando a la lucha por acabar con el capitalismo, como forma de explotación del hombre por el hombre.

Este año, igual que en el 2012, las reivindicaciones se centrarán en 5 ejes: 1) Agua potable; 2) Alimentos; 3) Educación; 4) Sanidad; y 5) Vivienda. Son los elementos esenciales para tener una vida digna. Son elementos que los 7.000 millones de seres humanos podríamos disfrutar si el capitalismo y el imperialismo no dirigieran la economía de este planeta.

Hay riquezas suficientes como para abastecer a toda la Humanidad de estas necesidades básicas, pero la codicia de las grandes multinacionales les lleva a no preocuparse ni de que violen cada año a 400.000 mujeres en el Este de la República Democrática del Congo (RDC), ni de las personas que mueren a diario por falta de agua potable o alimentos. Las multinacionales sacan millones de dólares de las minas del Este de la RDC y pagan muy bien a los “rebeldes” de Ruanda que explotan las minas de coltán, diamantes, oro, etc.; rebeldes que usan las violaciones para desestructurar las familias de las zonas que quieren dominar dada su riqueza minera. Es sólo uno de los miles de ejemplos demostrativos de la realidad del capitalismo genocida.

La FSM, desde su 16 Congreso (Atenas, 2011), ha ampliado enormemente su influencia e intervención en la lucha de clases, que cada vez es más una lucha mundial.

Los sindicatos de clase siempre hemos sido internacionalistas, hemos sabido y hemos explicado quién es nuestro enemigo: el capital con todas sus plataformas de intervención (FMI, OTAN, UE, etc.) y sus aliados. Esta batalla de ideas es el elemento esencial para organizar a los trabajadores, difundir y ampliar la conciencia de clase, demostrar que cada reivindicación (por pequeña y parcial que sea) tiene a ver con el fin de la explotación del hombre por el hombre, con la necesidad de hacer la revolución y acabar con el capitalismo, creando un mundo socialista.

En el socialismo las 5 necesidades básicas citadas (agua, alimentos, educación, sanidad y vivienda) estarán aseguradas como lo han estado y están en los países que han construido o construyen el socialismo. El socialismo es el futuro de la Humanidad, y así hemos de explicarlo al preparar y realizar, con la clase obrera de nuestro entorno, las acciones de la Jornada Internacional de Lucha del próximo jueves 3 de octubre.

Todo tipo de actividades será de utilidad y se contabilizará, en la sede central de la FSM en Atenas, como victorias de la Jornada clasista. Desde huelgas (enlazadas con las reivindicaciones de cada caso, pero convocadas exprofeso el 3 de octubre y no otro día), hasta manifestaciones, asambleas, concentraciones, entrega de documentos a los responsables de resolver los problemas colectivos, reuniones, debates, seminarios, mítines públicos, y un largo etc., toda acción sumará y nuestro enemigo de clase (que toma siempre nota de nuestras luchas) sabrá que la FSM y la lucha de clases se siguen reforzando.

Debemos hacer estas acciones de la forma más unitaria posible, los CUO, los sindicatos de clase, los sindicatos de empresa, y cualquier colectivo que tenga conciencia de clase y se ponga al lado de los explotados.

Podremos usar los materiales de propaganda que, como cada año, difundirá la FSM en su web en español: http://www.wftucentral.org/?language=es

¡Tened iniciativa e imaginación!, seguro que el 3 de octubre volverá a ser una gran Jornada Internacionalista.

Quim Boix, miembro del Consejo Presidencial de la FSM