Compartir

En marzo del año pasado Vodafone compraba la empresa de telecomunicaciones ONO para formar una nueva: Vodafone-Ono. Dicha compra no se formalizaría hasta julio. Desde el comienzo de la fusión se rumoreaba sobre la posibilidad de un despido masivo en todos los departamentos de la empresa, algo que Antonio Coimbra –Consejero Delegado de Vodafone España–se apresuraba a borrar de un plumazo, declarando que "las plantillas de Vodafone y Ono son plenamente complementarias, por lo que no se prevén ajustes ni despidos en Vodafone-Ono”.

 

No es hasta el 28 de julio cuando la empresa comunica a las y los trabajadores la intención de efectuar un ERE contra 1300 de ellos. Por desgracia, se confirmaban los rumores que la plantilla ya se esperaba. Así nos lo contaba Marcos Gámiz, Delegado de la sección sindical de CCOO en Vodafone-Ono Sevilla.

Las razones que arguye la empresa son económicas, organizativas y productivas, aplicando a rajatabla la última reforma laboral. Ellos no confían en la empresa en este sentido, habiendo presentado un documento de 25 páginas que rebate punto por punto el argumentario de la empresa. Sin embargo, esto parece no ser suficiente para la empresa, ya que a día de hoy las negociaciones están completamente estancadas a voluntad suya, quien no cede en absoluto ni parece pretender hacerlo.

Comisiones Obreras, según Marcos Gámiz e Isabel Guerrero –Coordinadora del sector de telecomunicaciones del sindicato en Andalucía–, analiza que la estrategia de la empresa pasa por despedir al máximo de trabajadores para acabar externalizando el máximo de departamentos posibles, con la única y exclusiva intención de mejorar sus beneficios a costa de las condiciones laborales de su plantilla. Es paradigmático el caso del departamento de mantenimiento en Sevilla, que cuenta con sólo 12 trabajadores para cubrir tan tamaña ciudad y el cual se pretendereducir a 9. Otros trabajadores allí presentes transmiten que Vodafone-Ono recoge el testigo de su predecesor ONO, aplicando ERE tras ERE con el mismo objetivo.

En la plantilla sevillana existe una unidad sindical compuesta por los sindicatos: Comisiones Obreras (CCOO), Unión General de Trabajadores (UGT) y Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones (STC).

Ante esta situación se plantean movilizaciones en el mes de septiembre:

1/ Miércoles 16: concentración a las 19:00 h en la puerta de la tienda oficial de Vodafone en Sevilla, frente a Nervión Plaza.

2/ Sábado 19: manifestación estatal en Madrid desde la Calle Fuencarral nº 90, a la Plaza del Sol. Desde cada ciudad los sindicatos fletarán autobuses.

3/ Lunes 28, martes 29 y miércoles 30: Huelga General de toda la plantilla de Vodafone-Ono.

Este es otro de los tantos casos de ataques de la patronal a la clase obrera, esta vez en forma de despido, con el único fin de mantener sus beneficios. Para ello no han dudado en aplicar el recetario de la última contrarreforma laboral aprobada por el Gobierno del Partido Popular (PP), herramienta hecha ala medida de las necesidades del capital en España. Ante dicha tesitura no queda otra que luchar como los trabajadores de esta empresa están demostrando, siguiendo el ejemplo de los compañeros de Movistar o Coca-Cola en Fuenlabrada. Hoy día ya no sólo es el momento de tener unidad sindical, sino de tratar de unir las luchas con compañeros y compañeras de otras empresas, tanto del sector de la comunicación como de cualquier otro, para organizar victorias.

El PCPE estará en el día a día de la lucha con estos compañeros hasta que el ERE se declare nulo.