Compartir

PCPC-PCPE, CJC y CUO Gran Canaria acudimos a las movilizaciones que la plantilla de Kalise-Menorquina estaba llevando a cabo por un convenio colectivo que sustituya al actual, que dejó de tener efecto el 8 de julio.

Fueron varias jornadas de lucha en las que los días de paros parciales de dos horas por la mañana y dos por la tarde, se coronaron con la jornada de huelga estatal del 5 julio, que se repitió en Tenerife, Gran Canaria, Valencia y Barcelona.

Kalise-Menorquina cuenta con aproximadamente 1.000 trabajadores en todo el estado, de los cuales algo más de 300 se concentran en la fábrica de la isla de Gran Canaria, de ahí la importancia capital de que la huelga fuera un éxito rotundo.

¡Y vaya si lo fue! En el turno de mañana un 85% de seguimiento de la huelga y en el turno de tarde, prácticamente un 100%. Ni la crisis capitalista ni los intentos de amedrentamiento de la patronal (con un ERE de hace unos meses que destruyó 100 puestos de trabajo) han conseguido acobardar a los trabajadores y trabajadoras.

Se firmó una prórroga del convenio colectivo hasta diciembre, así que la lucha no ha hecho más que comenzar.