Compartir

Un dia con su noche
llevas, hombre,
apresado en el fondo de la mina,
allá en Asturias
y este poema
no sabe si morirse

 

y este poema no sabe
si darse por desaparecido
o si reaparecer
anegado en un llanto terrible
desde el pozo sombrío de mi corazón
para arrancarles el alma a quienes
acaso
te mataron.