Compartir

La situación en el Servicio Canario de Salud, reflejados en disminución de contrataciones y precariedad del trabajo, carencia de recursos (infraestructura y material), etc., se agrava y se manifiesta actualmente con las recientes movilizaciones en contra del colapso permanente de los servicios de urgencias de los principales hospitales.

Desde los servicios de urgencias del Hospital Insular (Gran Canaria) y el Hospital Universitario de Canarias (Tenerife), se iniciaron concentraciones convocadas por UGT el pasado mes de marzo, en la puerta de urgencias, donde acudieron más de un centenar de trabajadoras/es, exigiendo medidas presupuestarias inmediatas.

Posteriormente, el sindicato médico y de enfermería convocó paros parciales a finales de marzo, coincidiendo algunos días con el preaviso de huelga del personal de limpieza del Hospital Universitario de la Candelaria y el Tórax, con el anuncio de una posible huelga general sanitaria para el 24 de abril, ante la precariedad en las condiciones de trabajo y el deteriorado servicio sanitario de los centros públicos.

Desde el PCPC y los CJC aseguramos que la única salida al desmantelamiento de la sanidad pública y el empleo precario que sufre la clase trabajadora del sector, solo pasa por conformar organización desde los centros de trabajo y luchar unitariamente. Los y las trabajadoras de sanidad deben unirse en el centro de trabajo creando asambleas de base, Comités de Unidad Obrera, que dirijan la lucha hacia los intereses del conjunto de la clase trabajadora, más allá de convocatorias puntuales por intereses de este o aquel sindicato. Para derrotar los recortes sanitarios y conquistar el derecho a un empleo estable de calidad.

LA ORGANIZACIÓN DESDE LA BASE NOS DARÁ LA FUERZA, LA UNIDAD DE LAS LUCHAS EN SANIDAD NOS DARÁ LA VICTORIA.

¡A POR LA HUELGA GENERAL SANITARIA DEL 24 DE ABRIL!