Compartir

 

Hoy los trabajadores mineros de la explotación de Cerredo estamos contentos, cómo no lo vamos a estar si para nosotros la celebración principal no será la Navidad, sino la victoria ya consumada en la explotación minera de Cerredo, de Coto Minero Cantábrico.

¡Y es que la empresa se ha adjudicado! pero ¿qué significa la adjudicación? Significa, para los obreros mineros, que ha salido del proceso de liquidación del concurso de acreedores sin un solo punto de la negociación del convenio y del plan de viabilidad planteado por la empresa llevado a cabo, por mucha presión de amenaza de cierre y de liquidación, impagos, represión, amenazas… en que se sumió a los compañeros durante dos años.

Es cierto que la patronal minera que dirigía la empresa al iniciarse el conflicto no es la misma que ahora, pero eso solo nos da si cabe más orgullo de clase en nuestra victoria, pues la traducción en el idioma de la clase obrera es que ningún monopolio, ninguno, ha sido capaz de arrodillar a los trabajadores, que no olvidamos nuestra perspectiva de nacionalización y control obrero de la producción. Nuestra victoria se cuenta con datos, no solo no se ha rebajado el salario un 37%, sino que se ha aumentado un 5% en vigencia de convenio por 3 años, con una comisión de seguimiento permanente, no se ha aumentado la jornada laboral, quedando en 7 horas y 10 minutos diarios, no se trabajan los sábados a mayores, se ha readmitido a los 169 despedidos, se han recolocado 96 compañeros de servicios y ferrocarril ajenos al Coto Minero de Cerredo, pero de la misma empresa; porque aunque la patronal dividió la empresa en tres lotes, dividiendo a la plantilla, los compañeros no quedaron fuera. Y se está negociando además la incorporación de los parados del concejo de Degaña, como punto principal de la lucha en estos momentos.

El Comité para la Unidad Obrera (CUO) de Cerredo valora de forma muy positiva la actuación de la mayor parte del comité de empresa, organizados junto con el resto de la plantilla en asamblea; se hizo de ésta el órgano soberano en las decisiones del conflicto, si bien la asamblea no es un CUO en sí, claramente funciona como tal. El CUO de Cerredo ha trabajado siempre en el sentido de la soberanía de la asamblea de trabajadores, practicando el sindicalismo de clase independientemente de la organización a la que cada miembro estuviera afiliado. Los compañeros del CUO hemos generado un puente de solidaridad rompiendo las barreras de las distancias y las complicadas carreteras que caracterizan a esta parte de Asturias, con empresas en lucha como los subcontratados de Hunosa, los compañeros de plantilla de Hunosa, de la Hullera Vasco Leonesa, la Fábrica de armas de Trubia, etc., con la perspectiva de unir las luchas para organizar victorias. Desde el CUO de Cerredo queremos saludar a través de este articulo a otros muchos, a los CUO de Canarias que ahora se encuentran en la lucha de Maya, a los CUO de Torrelavega, de Madrid, del Caudal… que gracias a su solidaridad hemos sido capaces de dar forma y fondos a la caja de resistencia durante la huelga de cuatro meses en el 2013 con la que se consiguió la readmisión de los compañeros despedidos. Recordamos con especial cariño el 13 de junio en Mieres con el acto de los CUO de Mieres y Cerredo, con la participación del grupo promotor de los CUO de Madrid, acto que sin duda fue pieza clave junto con asambleas a las puestas de Hunosa, con los encerrados de las subcontratas minera… en el desarrollo de este conflicto.

Desde el CUO de Cerredo y en nombre de todos los trabajadores mineros de Cerrado nos solidarizamos con todas las luchas que hoy la clase obrera de este país enfrenta diariamente y recordar compañeros y compañeras que con organización y a la ofensiva venceremos.