Compartir

El juzgado de lo penal Nº2 de Logroño, ha acreditado la inexistencia de pruebas incriminatorias para los 5 sindicalistas de CCOO-La Rioja acusados tras la huelga general del 29 de septiembre de 2010, a los cuales se les pedían 2 años de cárcel por coacción y daños a la propiedad.

La sentencia, explica de forma clara que el peso de la acusación recaía en la mera participación de los sindicalistas en los piquetes informativos de la noche, no existiendo pruebas documentales o testificales de ningún hecho considerado delito. 

Este caso, confirma la campaña de persecución y represión que está sufriendo el movimiento sindical en el conjunto del estado. Se desmonta la enésima maniobra para atacar y desacreditar derechos sindicales básicos, como lo es el derecho a huelga, incluyendo en el mismo el derecho a organizar piquetes informativos durante la jornada.

Felicitando la victoria judicial de los 5 compañeros, recordamos que este no es un caso aislado en nuestra región. Siguen abiertos casos sangrantes, como el montaje con el que se pretende justificar la carga policial en la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, que se traduce en elevadas penas de cárcel para tres sindicalistas, así como multas económicas para los principales colectivos políticos y sociales de Logroño, incluido el PCPE.